Fútbol


Atlético de Madrid, otro español al borde del abismo en la Champions

El equipo colchonero cayó ante el Milan y tendrá que jugarse la clasificación en la última fecha ante el Porto de Luis Díaz.

EFE

24 de noviembre de 2021 05:32 PM

El Atlético de Madrid perdió 0-1 ante el Milan y roza el desastre después de firmar una fase errática en la Liga de Campeones que podría culminar con una caída al abismo de la invisibilidad europea si también pierde en la última jornada en Oporto.

El equipo de Diego Simeone se metió en un buen lío el día en el que otros clubes hicieron su trabajo y se clasificaron para la siguiente fase: Sporting, Inter y Real Madrid acompañarán al City, PSG, Liverpool, Ajax, Manchester United, Chelsea y Juventus.

Para unirse a esa lista, el Atlético tendrá que ganar al Oporto, que se encuentra un punto por encima en la clasificación, y esperar que el Milan, si supera al Liverpool, lo haga por un gol menos de lo que lo pueda hacer el conjunto portugués.

Esas cábalas tienen un resultado rocambolesco que no funcionarían para el equipo de Simeone, porque si el Atlético de Madrid gana 0-2 y el Milan 1-0, habría empate a todo y el billete a octavos de final se decidiría a través del número de tarjetas amarillas.

El culpable de esta situación, primero, es el propio Atlético de Madrid, que no firmado una primera fase horrible. Ha jugado con fuego y se ha quemado. Y, ante el Milan, mostró de nuevo su cara más gris que rubricó con el tanto del brasileño Júnior Messias a tres minutos para el final. El Milan, un equipo en horas bajas, sonrojó con muy poco al Atlético para seguir con vida.

En el otro encuentro del grupo B, el Liverpool mostró su superioridad en Anfield frente al Oporto. Ganó 2-0 con tantos de Mohamed Salah y de Thiago Alcántara. Suficientes para firmar un pleno de quince puntos. El cuadro luso, dependerá de sí mismo ante el Atlético.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

De momento, el honor español de la Liga de Campeones lo mantiene el Real Madrid, que se desquitó del desastre de la ida ante el Sheriff con una victoria solvente (0-3) con la que mostró estar en un gran momento de forma. Villarreal, Sevilla, Barcelona y Atlético aún no tienen nada asegurado. El Real Madrid, sí. Ya está en octavos.

Con Toni Kroos en estado de gracia, impuso su ley en Tiraspol. El centrocampista alemán ha encontrado el tono. Y, cuando lo hace, asociado con Luka Modric y Casemiro, también en buena forma, el Real Madrid es imbatible. Aunque Alaba abrió el marcador con un lanzamiento de falta, fue Kroos quien hizo el tanto del partido con un disparo de los suyos que entró en la portería del Sheriff tras tocar en el larguero y en la línea. Luego, Benzema, se unió a la fiesta y la felicidad blanca fue total.

Ahora, su objetivo es acabar en la primera plaza. Se enfrentará por ella en el estadio Santiago Bernabéu con el Inter, que con un doblete de Edin Dzeko superó al Shakhtar. Un par de puntos de diferencia permitirán al Real Madrid ser líder con un empate.

El Besiktas, que no se jugaba absolutamente nada, ni siquiera acceder a la Liga Europa, se enfrentó al Ajax, que mantiene su línea de perfección tras sumar otra victoria (1-2) para hacer pleno. Quince puntos de quince para pasar con brillantez como líder del grupo C, en el que un hombre acapara focos: Sebastien Haller.

Es el único que, de momento, hace sombra a Robert Lewandowski. Con un doblete, alcanzó los nueve tantos este curso en la Liga de Campeones e igualó al jugador polaco en lo más alto de la clasificación de máximos goleadores. Además, su influencia es máxima en el Ajax: también acumula dos asistencias y de los 16 tantos del conjunto neerlandés, ha tenido influencia en nueve, más de la mitad.

Por detrás, el Sporting consiguió su objetivo y acompañará al Ajax en la siguiente fase. Después de perder 1-0 en Alemania frente al Dortmund, con una victoria por dos goles ante el cuadro alemán en Lisboa, tendría en su mano el billete para los octavos de final.

Lo consiguió. Ganó 3-1 y mandó al Dortmund a la Liga Europa. Pedro Goncalves, a los 29 minutos, con un remate desde el centro del área, y a los 38, con un derechazo a la escuadra de la portería defendida por el suizo Gregor Kobel, abrió el camino hacia los tres puntos. Al final del choque, Pedro Porro se estrenó en la competición y selló una noche magnífica para el Sporting, que no alcanzaba los octavos de final desde la temporada 2008/09.

En el grupo A, el duelo por el primer puesto que mantienen el Manchester City y el París Saint-Germain se lo llevó el conjunto inglés después de remontar un 0-1 en contra para ganar 2-1 y hacerse matemáticamente con el primer puesto.

El City firmó un encuentro de los suyos. Mucho control de la pelota y ocasiones. Y eso que antes del inicio del duelo se olía el respeto. Enfrente, con Sergio Ramos en el banquillo, el tridente más poderoso del mundo (Messi-Neymar Mbappé), amenazaba seriamente al cuadro inglés, que tuvo las ocasiones más claras en el primer acto con un cabezazo de Rodri, un disparo de Mahrez que salvó Achraf y un intento de Gündogan que golpeó en un poste.

Sin embargo, el PSG exhibió pegada y a la primera ocasión clara de la que dispuso, marcó. Mbappé se encargó de hacer mucho daño al City al inicio del segundo acto con un tanto doloroso que no ocultó el irregular partido de Messi y de Neymar. Entonces, aparecieron Raheem Sterling y Gabriel Jesús para mandar a la lona al PSG y demostrar que, de momento, en el duelo de los millones ganan los “citizens”.

En el otro encuentro del grupo, el único aliciente por el que lucharon el Leipzig y el Club Brujas era la Liga Europa. El primero olvidó por un día su errático paso por la competición y consiguió una goleada (0-5) con la que arrebató el tercer puesto al cuadro belga. Ahora, ambos, empatados a cuatro puntos, se jugarán seguir en Europa ante el City y el PSG.

  NOTICIAS RECOMENDADAS