Le dijo adiós a su enfermedad gracias al fútbol

15 de febrero de 2017 06:41 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

"Durante mis quimioterapias en lo que más pensaba era en fútbol, eso me apartó de todo. En esos días conocí al arquero José Fernando Cuadrado y él fue importante en mi recuperación", dice Samuel Ramírez Pineda, de 10 años, que para el 2012, cuando tenía 6, fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin, un cáncer del sistema linfático.

Fue precisamente la fortaleza que le dio el fútbol lo que lo sacó adelante, cuenta Mónica, su mamá. Menciona que el pequeño inició su proceso en junio del 2012 tras una recaída de una gripa y que, un año después, en una visita al Estadio Palogrande, se le vio aún más motivado en su recuperación.

"Samuel nunca habla de cáncer, él respira fútbol. Tenía sus quimioterapias los jueves y el sábado iba a jugar. El apoyo de Cuadrado para mi niño fue fundamental", resalta Mónica, quien asegura que el deportista y el pequeño, fanático del Once Caldas, aún mantienen su amistad.

Hoy Samuel debe tomar algunos medicamentos para la tiroides y cursa primero de bachillerato en el Colseñora. Sigue con sus entrenamientos en el Club Semillas, donde es volante central. A esa posición llegó luego de prepararse como portero. Cada año deberá pasar por algunos controles médicos hasta los 16 años.

"El niño asumió la enfermedad con mucha madurez y obedeció las indicaciones que nos dieron las médicas que lo trataron. Él fue muy fuerte y el acompañamiento que le dimos como familia: Jaime (papá), su hermana Alejandra y yo, lo ayudó bastante", recuerda Mónica.

FUERTES

El psicólogo Juan David Galeano Posada habla de por qué los niños suelen ser tan fuertes a la hora de enfrentarse al duelo de su diagnóstico. Enfatizó que, a diferencia de un adulto, los niveles de reflexión y análisis de un infante pueden ser más positivos y proactivos.

"Dentro de su esquema emocional guardan importantes sentimientos que se pueden convertir en impulsos y recursos internos para actuar con tenacidad y entereza frente a esta situación adversa. En el proceso, los niños también observan a profundidad su contexto familiar y en cómo este se constituye en una red de apoyo inmediata", puntualiza Galeano.

El profesional especifica que la buena actitud, la disposición y el compromiso son determinantes dentro de la recuperación. Que la inteligencia emocional de cada persona es relevante, pues debe manejar un equilibrio entre el dolor y la incertidumbre.

OPORTUNIDAD

Gloria Cecilia Betancurt, directora de la Fundación Alejandra Vélez Mejía (FAVM), sigue de cerca el caso de Samuel desde que este llegó a la entidad. Expone que en el proceso del pequeño fue fundamental su núcleo familiar y que el acompañamiento de los allegados es vital en cualquier diagnóstico.

"El apoyo hace en el ánimo del niño la parte más importante, por lo que ellos representan en sus vidas. Eso es crucial para que se sostengan", puntualiza.

Betancurt menciona que en los tratamientos de los infantes el peso más negativo es el que hace el actual sistema de salud de Colombia. Asegura que se siguen presentando demoras en las autorizaciones, en las intervenciones quirúrgicas, lo que aminora las posibilidades de salir adelante.

"Los tratamientos se deben cumplir con extrema puntualidad. El sistema de salud pone demasiadas trabas para que los pequeños puedan acceder a los tratamientos. Eso es muy triste y un problema de orden nacional al que se le debe prestar atención para evitar más decesos", concluye.

INDICACIONES

Bibiana Villa, oncóloga pediatra adscrita a Oncólogos de Occidente, revela que seguir las indicaciones de los especialistas es importante en cuanto se recibe el diagnóstico. Que la adherencia al tratamiento (proporcionar los fármacos, ir a las citas, tener apoyo psicológico y nutricional, etc) interfiere mucho en la curación.

El cáncer es una enfermedad rara que puede presentarse en niños de cualquier edad, subraya Villa. Pide a los padres estar pendientes de los síntomas de alarma: inflamación de ganglios; que el infante no quiera jugar, correr, etc; dolores en las extremidades sin razón aparente; entre otros.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Fútbol

DE INTERÉS