Fútbol


Lo que dejaron las primeras fechas de Eliminatorias a Colombia

La Selección Colombia cerró con un empate ante Chile su primera doble jornada de Eliminatorias, en la que consiguió cuatro puntos de seis posibles y dejó detalles de lo que será el clasificatorio.

GABRIEL JAIME GARCÍA GARCÍA

14 de octubre de 2020 03:12 PM

Con un gol de Radamel Falcao García, la Selección Colombia rescató un empate ante Chile y cerró así la doble fecha en el arranque de las Eliminatorias, un comienzo en el camino a Catar 2022 que estuvo marcado por las múltiples bajas en todas las selecciones por la pandemia del coronavirus.

El balance de la Selección en sus dos primeros partidos es positivo y despierta la ilusión en el país de que es posible conseguir una tercera clasificación continua a un Mundial, aunque también es claro que las Eliminatorias Sudamericanas están cargadas de puntos de giros y toca ir fecha a fecha.

De los seis puntos en disputa Colombia se embolsilló cuatro y en los duelos ante Venezuela y Chile supo sortear momentos difíciles para continuar en busca de su objetivo.

Así, en este arranque atípico de Eliminatorias, los dirigidos por Carlos Queiroz finalizaron en el tercer puesto de la clasificación, por detrás de Brasil y Argentina que ganaron sus dos cotejos.

A continuación ocho reflexiones sobre lo que mostró la Selección Colombia en estos partidos:

1. En las Eliminatorias hay que ser fuertes de local y sumar de visitante. La Selección Colombia supo aplicar en estos dos partidos la máxima conocida para sacar adelante las Eliminatorias y conseguir la clasificación al Mundial. Es importante ser fuerte de local y sumar puntos por fuera.

Ante Venezuela, un rival que suele ser complicado para Colombia en Eliminatorias, los dirigidos por Carlos Queiroz supieron imponer sus condiciones y hacer respetar la localía con un dominio del juego que se extendió a los 90 minutos.

Venezuela no fue ninguna amenaza durante el partido y a pesar de no tener público, el Metropolitano de Barranquilla fue de nuevo una fortaleza para los colombianos, que desde muy temprano abrieron el marcador con Duván Zapata.

Partido que finalizó 3-0 y que se quedó corto porque ante la superioridad en la cancha faltaron goles.

Como visitante el partido fue más complejo. Y no podía ser de otra forma en Sudamérica y ante un rival directo como Chile.

Los australes complicaron a Colombia con un juego agresivo y de presión y estuvieron cerca de quedarse con la victoria, pero los de Queiroz supieron sufrir e insistieron sin parar hasta que, en la reposición, encontraron el premio con un gol de Falcao que les permitió sumar un punto y cerrar de buena forma la doble fecha eliminatoria.

2. Se puede jugar sin David Ospina. Era una de las grandes preocupaciones para estos dos partidos. El arquero del Nápoles ha monopolizado esa posición en la Selección durante la última década y sus relevos han tenido pocos partidos con la absoluta.

Por eso, al conocerse su ausencia para el arranque de las Eliminatorias saltaron las alarmas. Y no porque sus sucesores no sean buenos arqueros, sino porque han jugado tan poco con Colombia que no se sabía cómo responderían a la exigencia de un partido de clasificación al Mundial.

La oportunidad la tuvo Camilo Vargas, el que más tiempo lleva como suplente de Ospina, y el meta respondió a la altura. Aunque no fue exigido demasiado por los rivales, Vargas estuvo atento cuando tuvo que intervenir y brindó seguridad a sus compañeros.

Además se apuntó un saque largo que finalizó con el gol de Luis Fernando Muriel, con lo que enseñó una des grandes virtudes. Punto de confianza que se ganó con los colombianos para los casos en los que no esté David Ospina.

3. Hay relevos en defensa. Otra preocupación que tuvieron los colombianos fue la baja de Yerry Mina para el duelo con Chile. La buena dupla que había hecho con Dávinson Sánchez frente a Venezuela no podría repetirse con los australes y el estado de Jeison Murillo, que ocupó su lugar, era una incógnita.

Pero Murillo ratificó que cuando tiene continuidad en su club es un defensor a considerar y más allá de su buen partido en la zaga, también aportó en ataque por la vía aérea, faceta en la que, incluso, le anularon un gol de cabeza.

4. Stefan Medina es importante en la Selección Colombia. El ex jugador de Atlético Nacional ha sido quizás el jugador más resistidos por la afición colombiana. Sin embargo, desde la Copa América de 2019 el paisa ha cosechado buenas actuaciones y en estas dos fechas mostró que su presencia será importante para las Eliminatorias.

El lateral derecho es cada vez más seguro en su faceta defensiva y no desentona con sus proyecciones en ataque, en las que ya consiguió una asistencia.

Su salida por lesión ante Chile generó un impacto que le costó superar a Colombia, resultado de que su presencia tomar mayor relevancia a medida que suma partidos en el equipo.

5. Wílmar Barrios es pieza clave en la Selección. Aunque ante Chile no estuvo tan fino como de costumbre, en estas fechas quedó claro que Wílmar Barrios es el pulmón defensivo de la Selección Colombia. Ante Venezuela el cartagenero estuvo en toda la cancha para filtrar la circulación del rival y luego fue el enlace entre la zona defensiva y los volantes de ataque.

Con su buen despliegue físico, su lectura del partido para saber ubicarse y hacer relevos defensivos, Wílmar Barrios es desde hace tiempo el reemplazo natural de Carlos Sánchez en la zona de recuperación.

6. James Rodríguez debe tener libertad de movimientos. Quizás no brilló como suele hacerlo con la Selección Colombia, pero el trabajo que hizo James Rodríguez en estos dos partidos fue importante. Siempre buscando sociedades y espacios para generar buen fútbol, James dejó de lado su protagonismo individual para trabajar por el equipo. Participó en la jugada del primer gol ante Venezuela y se movió por la cancha con libertad para mejorar el circuito de gestación de la Selección. No hay dudas de que James será uno de los jugadores más importantes para Colombia en las Eliminatorias.

7. Hay que aprovechar las buenas sociedades que vienen desde los clubes. Una de las duplas del momento en el fútbol europeo es la de Luis Fernando Muriel y Duván Zapata con el Atalanta. Esa dupla fue la que arrancó de titular en los partidos ante Venezuela y Chile y respondió con tres goles.

Muriel anotó un doblete y Zapata un gol más ante Venezuela en una sociedad a la que se unió Johan Mojica, nuevo jugador del Atalanta, que asistió a Muriel en uno de sus tantos.

Ante Chile no tuvieron el mismo protagonismo, pero fueron importantes por las luchas ante los zagueros rivales, que sufrieron el desgaste para el momento en que ingresó Falcao García a sentenciar el empate.

Saber aprovechar las sociedades que destacan en los clubes será otro de los factores que eleven el ritmo de la Selección Colombia en las Eliminatorias.

8. Falcao García sigue siendo importante. Quizás nadie dude de la importancia del delantero del Galatasaray en la Selección Colombia, pues es una leyenda viva de nuestro fútbol.

Sin embargo, el Tigre demostró que su papel va más allá del respeto que inspira en los rivales y del liderazgo que aporta al vestuario. Ante Chile, Falcao dejó el mensaje claro de que en la cancha todavía le sobran goles para aportar, así a sus 34 años vengas delanteros en mejor plenitud física.

Saber gestionar los momentos y minutos de Falcao García en esta eliminatoria pondrá al país un pasos más cerca del Mundial de Catar 2020.