Fútbol


Los duelos que tendrá el clásico Barcelona vs Real Madrid

Catalanes y merengues disputarán un nuevo clásico español, con elementos que reducen su habitual atractivo, pero con duelos que mantienen el interés por el partido.

EFE

23 de octubre de 2020 06:04 PM

Un cara a cara inédito de entrenadores entre Ronald Koeman y Zinedine Zidane; el estreno de Neto en un clásico ante la firmeza de Thibaut Courtois; el duelo de reyes entre Leo Messi y Sergio Ramos y el de jóvenes estrellas de Ansu Fati contra Vinicius más la responsabilidad del gol para Antoine Griezmann y Karim Benzema, son algunos de los grandes atractivos de un clásico que regresa ocho meses y medio después.

RONALD KOEMAN-ZINEDINE ZIDANE

Se presenta un nuevo pulso en los banquillos entre Ronald Koeman y Zinedine Zidane, con el holandés devolviendo la ilusión al barcelonismo a base de apuestas por jóvenes talentos y dejando gestos de autoridad al mando, y el francés en uno de sus momentos más bajos, cuestionándose el calado de su mensaje en una plantilla que siempre creyó en él pero que muestra síntomas de relajación en el terreno de juego. Las bajas afectan al Real Madrid, sin titulares indiscutibles como Eden Hazard o Dani Carvajal, ni la aportación de su única novedad del curso, Martin Odegaard. Zizou con un agujero en su lateral derecho, donde tampoco cuenta por lesión con Álvaro Odriozola, mientras que Koeman anda pendiente de Jordi Alba pero ha encontrado la frescura que necesitaba su equipo con una apuesta clara por la juventud. Puertas abiertas al talento de Ansu Fati, Pedri, Trincao o Sergiño Dest que le han cambiado la cara al Barcelona que salió humillado por el Bayern de la última Liga de Campeones.

El duelo táctico parte de un nuevo dibujo en el Barcelona con la llegada de Koeman. Entiende el 1-4-2-3-1 como el dibujo perfecto por las cualidades de sus jugadores. Doble pivote y Leo Messi en la zona del 9 con tres jugadores con mucho gol a sus espaldas como Ansu Fati, Coutinho y Griezmann. Zidane anda probando entre varios sistemas, cada vez sacando un rendimiento menos al 1-4-3-3 clásico y con la opción de pasar al 1-4-4-2 cuando quiere añadir a Luka Jovic a la ecuación. De momento sin éxito goleador. Con el primer planteamiento sería Marco Asensio la apuesta y si quiere mayor control en el centro del campo entraría Luka Modric.

Zidane tiene en sus manos el registro de técnico con mejores números en casa del Barcelona en la historia del Real Madrid. Nunca perdió en el Camp Nou en cinco visitas (dos victorias y tres empates) y necesita extender su racha en un momento el que la crítica se centra en su figura.

NETO-THIBAUT COURTOIS

La lesión de Marc-André ter Stegen abre las puertas de su primer clásico a Neto que hasta la fecha ha estado a la altura de la responsabilidad que conlleva la portería del Barcelona y ha logrado que no se añore la figura de uno de los mejores porteros del mundo. Cuatro enfrentamientos en su carrera ante el Real Madrid y en ninguno de ellos logró dejar su portería a cero. Será su reto en el Camp Nou. Con el Valencia ganó el último pero encajó nueve goles en cuatro enfrentamientos. Está ante su gran examen en la que será un undécima titularidad con el conjunto azulgrana, la sexta del presente curso en el que ha encajado menos tantos que Courtois. Comenzó con firmeza con dos puertas a cero pero en los tres últimos partidos recibió un tanto por encuentro, lo que provocó el empate del Sevilla y la derrota en Getafe.

El Real Madrid sí juega con su portero titular y el jugador más destacado de su inicio de temporada. Courtois en papel salvador, con paradas claves cada partido y hasta brillando en las dos derrotas dolorosas ante rivales de menor entidad como Cádiz y Shakhtar. Sin él, se habrían producido goleadas. Logró ser portero menos goleado la pasada Liga gracias a la fortaleza defensiva tras el confinamiento y esta semana sufrió la relajación en intensidad de sus compañeros. Llega al clásico en el mejor de sus momentos desde que llegó a la casa blanca, dejando en el olvido dudas pasadas y demostrando el nivel que provocó su fichaje y el adiós de Keylor Navas. Al Barcelona solo le ganó en dos ocasiones en su carrera en 16 enfrentamientos. Una con el Real Madrid en el último precedente. No ha encajado gol en los dos últimos clásicos de los cuatro que ha disputado. Suma 244 minutos sin encajar un gol y aspira a batir el récord de Ter Stegen de 291 minutos.

LEO MESSI-SERGIO RAMOS

Son los reyes del clásico, los futbolistas que más han disputado en la historia de un enfrentamiento eterno, iconos de sus generaciones y referentes absolutos de Barcelona y Real Madrid. Definen la palabra liderazgo en distintas posiciones en el terreno de juego. Messi protagonista tras un verano convulso en el que decidió sin éxito poner punto y final a su carrera en el conjunto azulgrana. En un pulso sin fin con la directiva y con la amenaza a final de temporada de buscar nuevos retos, lo que podría provocar que fuese su último clásico en el Camp Nou si la Copa del Rey o la Liga de Campeones no lo impide.

El argentino es el máximo goleador de la historia de los clásicos con 26 tantos. Marcó en 17 de los 43 que ha disputado pero para encontrar su último gol al Real Madrid hay que remontarse al 6 de mayo de 2018. No ha marcado en los últimos cinco enfrentamientos. Jugando en la zona del nueve tras la salida de Luis Suárez, se reencontrará con el marcaje estrecho de Sergio Ramos. Más de una vez saltaron chispas y costó alguna expulsión al camero. El capitán madridista forzará para estar en el partido con su rodilla izquierda tocada tras un fuerte golpe hace una semana. Su presencia es clave en un momento bajo. Incita a la lucha y la máxima entrega a cada uno de sus compañeros en una dura batalla. A luchar hasta el final con sus goles salvadores. Será su clásico 45. En 23 recibió tarjeta. Hasta cinco expulsiones en duelos que suben sus pulsaciones al máximo. Marcó en cuatro y está preparado por si hay un penalti a extender su racha sin fallo.

ANSU FATI-VINICIUS

El duelo de las dos jóvenes perlas de los grandes, futbolistas que juegan en cualquier estadio con el descaro de la calle, sin sentir la responsabilidad y dando salida a la inspiración que sienten. Ansu sin cumplir los 18; Vini con 20 años. El barcelonista ha derribado todas las puertas con precocidad por sus cualidades futbolísticas. Respira gol. Máximo goleador de la temporada del Barcelona con tres tantos en apenas seis remates. La fiabilidad que le falta al brasileño, que va mejorando su cuenta pendiente. Son las grandes esperanzas de sus aficiones por su valentía. Siempre tiran hacia delante, reciben y encaran, generan desequilibrio partiendo desde una banda.

La confianza que Ansu siente desde la llegada de Koeman no es la misma de Vinicius con Zidane. No se siente indiscutible y siempre debe demostrar para tener continuidad. Aunque es un futbolista único en la plantilla del Real Madrid. Ninguno es capaz de dejar atrás rivales con su habilidad, ni generar su peligro cada vez que recibe el balón. Esta temporada es el máximo rematador, por delante de Benzema con 3.8 tiros por partido y el máximo goleador gracias a su mejoría en el remate. Tres tantos en seis partidos y cada partido definiendo con más precisión, metiéndole el segundo de pausa que necesitaba. Fue héroe del último clásico con el gol que decantaba el partido en el Bernabéu.

GRIEZMANN-BENZEMA

El duelo francés de delanteros del clásico llega con dos jugadores que necesitan el gol. Inédito aún Griezmann en la nueva temporada y uno solo de Karim, referente goleador desde el adiós de Cristiano Ronaldo para un Real Madrid que necesita más pegada de sus puntas. Obligado a despejar las dudas el barcelonista en su segundo curso, a liberar su verdadera identidad que no se ha visto a la sombra de Leo Messi. Demandó jugar en la posición en la que lo hace con Francia y encontró la respuesta de Koeman que es el primero que espera más de un jugador al que ha dado cuatro titularidades sin recibir un solo gol a cambio.

Al equipo madridista es al que más se enfrentó Griezmann en su carrera. Hasta 30 enfrentamientos y ocho goles, ninguno con el Barcelona que espera su mejor versión en un día perfecto para mostrarla. Benzema debe recuperar la puntería. Es el jugador de la Liga que más lo ha intentado con 19 disparos pero solo uno acabó en gol. Al Barcelona le hizo 9 goles en 34 clásicos. El último en 2017 en la Supercopa, encadena ocho sin marcar. Una mala racha que el equipo de Zidane necesita que fulmine en casa del eterno enemigo.