Los problemas que debe superar la Selección Colombia para volver a brillar

11 de noviembre de 2015 06:48 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Parece muy lejano ese 28 de junio de 2014, día en que los colombianos celebramos el que quizás sea el triunfo más importante en la historia de la selección Colombia, el 2-0 ante Uruguay en el Mundial de Brasil. Aunque en el tiempo esa fecha no es muy distante, solo 17 meses han transcurrido, desde ese entonces no volvimos a sonreír igual con Pékerman y sus jugadores.

Ni James, ni Cuadrado y mucho menos el estratega argentino José Pékerman irradian ese entusiasmo que embargó a millones aquella tarde de sábado. Desde entonces casi todo ha sido preocupación y nerviosismo, porque ni haberle ganado a Brasil en la Copa América después de más de dos décadas le devolvió la confianza al equipo.

Los motivos pueden ser muchos, pero hay uno de peso y quizás el más obvio para entender por qué la Tricolor no es la misma que deslumbró en las pasadas eliminatorias y el mundial: la mala hora de jugadores insignia.

Para nadie es un secreto que tras el retiro de Mario Alberto Yepes el grupo se quedó sin su cabeza visible, el líder, el que tomaba la vocería en el camerino y alentaba en los momentos críticos. Los más allegados a la selección dicen que tras su salida el sucesor fue Juan Camilo Zúñiga, pero su liderazgo no duró mucho.

A Zúñiga las lesiones y la falta de ritmo con el Napoli lo fueron alejando de los convocados por Pékerman. El lateral derecho no ha disputado un solo minuto en lo que va de la temporada con su club y no es tenido en cuenta por Pékerman desde la Copa América, donde quedó en evidencia su bajo nivel.

Y la gente se pregunta, por qué James, David Ospina o el propio Guarín, que es capitán del Inter, no asumen esa responsabilidad. Sencillo, los dos primeros aunque juegan en dos de los equipos más importantes del mundo y son figuras de la selección, aún son jóvenes y no cuentan con esa fluidez para dirigirse al equipo, mientras que Guarín, nunca se consolidó como indiscutible en el esquema táctico de Pékerman.

Para Javier Álvarez, técnico de la selección Colombia de Mayores entre 1999 y 2000, es precisamente el adiestrador argentino quien debe “empoderar” a esos jugadores de manera que asuman el liderazgo.

OTROS QUE NO ESTÁN

El caso de Falcao es apenas para mencionar, el Tigre no volvió a rugir después de la recordada lesión y después de lo que demostró en los primeros encuentros de la actual eliminatoria, pocos creen conveniente que deba tener un cupo en la selección.

Pablito Armero pasa por una situación no muy lejana a la realidad de Zúñiga y Falcao. Haber cambiado el fútbol italiano por el brasileño no surtió el efecto que necesitaba ‘Miñía’ para volver a la selección, aunque lo convocaron para la Copa América de Chile después de haber jugado solo dos partidos en el año.

Edwin Valencia y Abel Aguilar, siempre en los planes de Pékerman, son dos más a los que las lesiones no les permitieron continuar el proceso y que su ausencia por ahora no ha sido suplida.

Sin embargo, el bache que vive el seleccionado tricolor no es más que una etapa de transición que atraviesan todos los equipos y del que Pékerman tiene que salir antes de que la eliminatoria comience a perfilar los clasificados a la siguiente Copa Mundo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Fútbol

DE INTERÉS