Fútbol


Tottenham venció a Chelsea por penales en Copa de la Liga

El equipo de Mourinho se recuperó y avanzó a los cuartos de final del certamen inglés.

EFE

29 de septiembre de 2020 05:52 PM

Tottenham borró la desventaja en el segundo tiempo y eliminó por penales al Chelsea el martes, para avanzar los cuartos de final de la Copa de la Liga inglesa.

Los primeros nueve penales de la tanda fueron convertidos con éxito, antes de que Mason Mount, del Chelsea, errara su disparo para que Tottenham avanzara por 5-4, luego que el encuentro finalizó empatado 1-1.

Tottenham, que disputó su segundo de tres partidos en un periodo de cuatro días, fue abrumado totalmente por Chelsea en el primer tiempo, durante el que Timo Werner anotó por el club del oeste de Londres.

Sergio Reguilón, quien debutaba por el Tottenham, regaló un balón para que Werner anotara a los 19 minutos. Pero el lateral izquierdo, procedente del Real Madrid, lavó su error en el complemento, cuando el conjunto dirigido por José Mourinho lució transformado.

Reguilón elevó un balón hacia Erik Lamela, quien llegó antes que Emerson Palmieri para igualar a los 83 minutos, venciendo al arquero Edouard Mendy, quien debutó en el arco de los Blues.

En este certamen no se disputan tiempos extra. El duelo se fue directamente a los penales y el Tottenham acertó todos sus disparos desde los 11 pasos, sin la presión habitual desde el graderío. Los encuentros se disputan en estadios vacíos por la pandemia.

“Peleamos hasta el final y conseguimos el empate para forzar los penales”, destacó Lamela. “Este equipo quería de verdad el triunfo y ahora queremos disfrutarlo. Estamos muy contentos por ganar el partido. Esto significa mucho para nosotros. Tenemos que jugar así siempre”.

Tottenham vuelve a la acción en su estadio el jueves, para medirse al Maccabi Haifa en la eliminatoria para la Liga Europa. El domingo, se mide con el Manchester United.

“Con tantas reglas que implementan, las autoridades del fútbol deberían prohibir que un futbolista juegue dos partidos en 48 horas”, sentenció Mourinho.