Deportes


Futbolista sufrió un paro cardíaco y su entrenador le salvó la vida

El hecho ocurrió esta semana en Inglaterra durante un entrenamiento. El técnico había recibido hace poco una clase de reanimación.

EFE

02 de diciembre de 2021 03:34 PM

El pasado lunes Charlie Wyke, jugador del Wigan Athletic, sufrió un paro cardíaco en el entrenamiento del equipo; y su entrenador, Leam Richardon, le realizó sobre el césped una reanimación cardiopulmonar, una maniobra que salvó la vida del futbolista.

Entre Richardson y el médico del equipo, Jonathan Tobin, estabilizaron a Wyke, de 28 años, que se desplomó sobre el campo durante un entrenamiento rutinario. Los servicios médicos le trataron en las instalaciones del Wigan antes de trasladarse a un hospital de la ciudad y más tarde a Liverpool, a un centro especializado en problemas cardíacos.

Este jueves, Wyke salió del hospital y una de las primeras cosas que hizo fue agradecer a su técnico haberle salvado la vida.

“Creo que es importante contar mi historia, tanto a los aficionados, como a todo el mundo, porque mi vida la salvaron mi entrenador y el doctor del club. Si la cuento, puede que salve la de alguien más”, dijo Wyke.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“El pasado lunes me desmayé en el entrenamiento. Había sufrido un paro cardíaco y necesitaba una RCP. Por lo que me han contado, la rápida respuesta del entrenador, al iniciar el masaje cardíaco, junto a la ayuda del médico, me salvó la vida. Les voy a estar eternamente agradecido, porque gracias a ellos estoy aquí para poder contarlo”.

“Fue hace tan sólo unas semanas que la gente del club recibió unas clases sobre cómo realizar RCP, lo cual se ha demostrado que puede salvar vidas. Espero que esto sirva para mandar un mensaje de cómo de importante es que la gente del fútbol conozca estas técnicas”, añadió Wyke.

Los compañeros de Wyke celebraron el triunfo ante el Plymouth mostrando una camiseta de Wyke, mientras que los aficionados del equipo corearon su nombre varias veces en el estadio, algo que el futbolista puedo ver desde el hospital.

“Me han llegado miles de mensajes por parte de aficionados de muchos clubes en los que he jugado. Todos los buenos mensajes significan mucho para mí y para mi familia. Ha sido una gran alegría ver a mis excompañeros del Sunderland apoyándome. Es un gesto de clase por su parte”.

“Estoy deseando poder estar en casa con mi pareja, mi hijo, mis amigos y mi familia. Tengo muchas ganas de volver al centro de entrenamiento la semana que viene para ver a mis compañeros y ver cómo puedo comenzar con entrenamientos ligeros. Espero poder estar de vuelta el año que viene”, dijo Wyke.

  NOTICIAS RECOMENDADAS