Deportes


Hay que enseñar de manera integral: Northon Madrid

Uno de los dolientes más importantes del voleibol de Bolívar en toda su historia entrega recomendaciones para los entrenadores del departamento.

CARLOS CABALLERO VILLA

04 de octubre de 2019 12:00 AM

Northon Madrid, un apasionado del deporte, en especial del voleibol y hoy por hoy la natación, es de los que piensa que se debe educar más a los deportistas en su etapa de formación.

Es una autoridad para hablar de deporte. Como entrenador fue un gran impulsor del voleibol, por eso el coliseo de voleibol se llama Northon Madrid.

“Hice una investigación en el campo técnico pedagógico en diferentes campos deportivos de Cartagena para saber cómo se están formando nuestros niños deportistas. Observé el trabajo de los entrenadores más allá de la técnica y táctica deportiva. Me di cuenta que la mayoría de los entrenadores poseen sólidos conocimientos del deporte que enseñan, pero a pesar de estos conocimientos solo se está entrenando y no educando”.

Madrid explicó que “estamos preparando el deportista para el deporte y no la persona para el deporte. Estos errores se deben porque los entrenadores no han entendido que la enseñanza del deporte en los niños es un proceso docente educativo que le permite llevar al niño al deporte de alto rendimiento a través de una formación integral”.

El exentrenador agregó que “lo más preocupante de estos errores, que pude observar, es que los entrenadores, dirigentes y padres de familias les han inculcado a los niños una obsesión de triunfos o medallas, de ahí que las clases de deporte hayan perdido el sentido pedagógico porque se han convertido solo en sesiones de entrenamiento con el fin de forzar el ritmo de aprendizaje del niño y el desarrollo de su cualidades biológicas”.

El mensaje de Northon para quienes enseñan de esta forma es el siguiente: “Ser entrenador en el campo técnico y táctico significa solo conocimientos deportivos, mientras en el campo pedagógico y filosófico significa el camino que nos conduce a la sabiduría que nos convierte en verdaderos maestros de la enseñanza deportiva”.