Deportes


Histórico: Bernardo Baloyes, de Isla Fuerte, ganó oro en los 200 metros planos

COLPRENSA

01 de agosto de 2018 09:38 PM

El atletismo colombiano hizo historia en los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla-2018 y fue con un deportista que no estaba en los cálculos de nadie, ni siquiera de los expertos. Bernardo Baloyes ganó en la carrera de su vida los 200 metros planos, la prueba más antigua de las justas y que jamás había ganado el país.

Baloyes llegó callado a la capital del Atlántico, trabajó sin descanso durante meses en su tierra natal, Bolívar, y agradecido con su talento, pero convencido de su poderío hizo lo casi imposible para Colombia, ganar los 200 metros planos ante los mejores de la región, y lo hizo con contundencia, dejando, inclusive, el récord centroamericano, que consiguió en la semifinal del lunes.  

El colombiano, que llegó a la meta con un tiempo de 20.13 segundos, corrió como nunca en su vida, ganó con méritos, con verraquera, dejando atrás a encopetados rivales y expertos de la disciplina de países como Jamaica, Cuba, República Dominicana, Panamá y Trinidad y Tobago.

En la meta y casi como si no lo creyera, el hijo de Isla Fuerte, Bolívar, de 24 años, no celebró hasta que el tablero marcó su victoria, la misma que el público barranquillero celebró como si fuera un gol de la selección Colombia en un mundial.

Ya en el podio de los mejores, Baloyes dejó caer toda su felicidad, cantó el himno nacional con el orgullo de los ganadores y se envolvió en la bandera amarilla, azul y roja para ofrecerle su victoria a los más de 3000 espectadores que lo ovacionaron en el estadio Rafael Cotes.

Tras la premiación y aún sin caer en cuenta completamente de la hazaña que consiguió, el atleta expresó que: “la verdad que siempre soñé con ganarme un evento grande y estoy muy feliz porque hoy se me dio, con mi público, con mi gente. Es una sorpresa, pero pude demostrarle a Colombia y al mundo quién es Bernardo Baloyes”.

MÁS ORO, PLATA Y BRONCE  

Los oros en el atletismo tuvieron, además, otros protagonistas en la noche de Barranquilla. María Lucelly Murillo Murillo ganó el metal dorado en el lanzamiento de jabalina femenino, con un registro final de 59,54 metros, después de mantener un duelo con la puertorriqueña Coraly Bionnet Ortiz, que terminó su participación con 56,27.

La atleta vallecaucana logró su oro, tras realizar tres lanzamientos válidos de los seis que se desarrollan en su prueba, aumentando tiro a tiro sus registros. Las marcas de Murillo fueron 56,04 mts., 57,66 mts. Y 59,54 mts, distancia con la que selló su primer lugar y el oro para que Colombia siga llegando al objetivo.

Por su parte, el metal dorado de los 1500 mts. se perdió faltando poco, pues la favorita, la bolivarense Muriel Coneo, se lesionó su pierna derecha a solo 200 metros de la meta y tuvo que ceder su lugar. De igual forma, Colombia ganó el bronce con Rosibel García, quien llegó tercera por detrás de Mary Almanza (Cuba) y Angelin Figueróa (Puerto Rico).

En los 1500 metros masculino, Colombia también logró meterse en el podio con Carlos Andrés Sanmartín, quien llegó en el tercer lugar y con un tiempo de 3:56.78 se quedó con la presea de bronce. El oro y la plata fue para los mexicanos Fernando Martínez y José Eduardo Rodríguez.

Finalmente, en el heptatlón femenino la presentación colombiana fue destacable con Evelis Jazmín Aguilar, quien se quedó con la medalla de plata después de terminar en el segundo lugar después de las ocho pruebas con 6285 puntos. El oro fue para la cubana Yorgelis Rodríguez García y el bronce para la venezolana Luisaris Andrei Toledo.