Deportes


Javier Romero, incansable formador de talentos

Con 40 años como entrenador de béisbol y 22 años con su escuela, el popular ‘Gordo’ Romero trabaja de manera activa con sus hijos para hacer realidad los sueños de los niños: llegar a las Grandes Ligas.

ERNESTO ARMENTEROS DE LA HOZ

14 de febrero de 2021 08:53 AM

Su nombre de pila es Javier Romero Castro, pero en el ámbito beisbolero en Bolívar y Colombia lo conocen como ‘El ‘gordo’ Romero.

Este cartagenero de ‘pura cepa’ es uno de los emblemáticos entrenadores del departamento de Bolívar. A través del tiempo ha sabido consolidar una carrera exitosa en la formación integral y deportiva de niños y jóvenes que sueñan con llegar a Grandes Ligas.

Nació un 11 de julio de 1961 en La Heroica y a la edad de 15 años comenzó su aventura de ser instructor de béisbol. Este año cumple 40 almanaques de estar dedicado a esta bonita profesión, cuya recompensa es la satisfacción de hacer hombres de bien para nuestra sociedad.

“En 1981 comencé como entrenador con un equipo que sacamos en el barrio Los Caracoles, el cual participó en el torneo de la Liga, y al año siguiente estuve en los Criollitos de Magali París, cuyo directivo era el fallecido Capitolino Murillo”, explica Romero.

Agrega que dos años después estuvo con los Reales de Chiquiquirá, y luego pasó al Club Amidepor. Posteriormente, siguieron los equipos, Sindicato de la Electrificadora de Bolívar y Pequeñas Ligas de Bocagrande, hasta que regresó a Amidepor, donde se consolidó como entrenador gracias al apoyo que tuvo por parte de Mauricio Portnoy y doña Noris Díaz, representantes del club.

“Con Amidepor tuve la oportunidad de ir a muchos torneos internacionales en República Dominicana, Puerto Rico y Guatemala representando a las Fuerzas Armadas”, afirma Romero.

Después de pasar por innumerables organizaciones beisboleras locales, Javier Romero se dio cuenta que ya era hora de tener su propio club, pues tenía las bases y la experiencia para iniciar su propia empresa con la cual este año llega a 22 años de existencia.

“Comencé con mi club en 1999. Ya son casi 22 años trabajando en las categorías menores con la escuela Javier Romero. Mis hijos Harry y Javier Jr. (Chucho) al igual que Sneider Batista y Carmelo Cuenta me ayudan en la parte técnica”, sostuvo.

Con su organización, cuya presidenta es la señora Dolores Rodríguez, su esposa, Javier Romero ha representado a Cartagena, Bolívar y Colombia en eventos locales, regionales, nacionales e internacionales. Su escuela pertenece a la organización Pequeñas Ligas, con la cual ha participado en torneos latinoamericanos.

El año pasado para el mes de febrero la escuela Javier Romero obtuvo el título en la categoría prejunior en el Torneo de Países Unidos, efectuado en Montería.

El equipo cartagenero se impuso en la gran final sobre Talentos de Montería 1 carrera por 0, en un partido dramático.

La Pandemia

Después de ese sonoro título se vino el confinamiento social en todo el mundo por causa de la pandemia del coronavirus y la escuela Javier Romero tuvo que parar las actividades. Ha sido un duro golpe a nivel financiero.

“Lastimosamente nosotros los entrenadores vivimos del béisbol, del día a día. Poquitos padres de familia fueron los que siguieron apoyando a los entrenadores. Esto no ha sido fácil, ha sido muy difícil porque esto ha sido mundial”, dice Romero, con cierta tristeza.

Poco a poco este año todo ha vuelto a la normalidad, El ‘Gordo’ y sus dirigidos toman todas las medidas de bioseguridad exigidas por el Ministerio de Salud.

“Acá trabajamos con todas las medidas de bioseguridad, los niños tienen sus tapabocas para que estar seguros. Los padres han traído a sus hijos a la escuela para que salgan de sus casas y puedan desarrollarse en buena forma y aprender a jugar buen béisbol”, destaca.

Dice que “los niños llegan a la escuela prácticamente de cero, sin saber jugar pelota. “No saben correr las bases, pues en vez de correr para primera base lo hacen para tercera. Les enseñamos la mecánica, como coger la manilla, la bola, si es un fly se atrapa con las dos manos, si es un roletazo con una mano, etc. A la hora de batear nosotros mismos le lanzamos a los muchachos para cuidarles el brazo a los lanzadores”.

Javier Romero solo vive agradecido con Dios.

Datos

-La escuela de béisbol Javier Romero tiene categorías desde tetero hasta la junior.

-Este año cumple 22 años en el béisbol de Bolívar.

-En febrero de 2020 obtuvo el títul0 del Torneo Paises Unidos llevado a cabo en Montería, Córdoba.

-Javier Romero tiene cuatro hijos, tres varones y una hembra. Uno de ellos fue firmado por Cachorros de Chicago y ahora está en los Naconales. Los otros dos hijos Harry y Javier Jr. (Chucho) trabajan con él en la escuela como entrenadores.