Japón, campeón del Mundial Femenino de Fútbol

18 de julio de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las japonesas hicieron historia con su primer título mundial, contra todo pronóstico, y los premios individuales principales fueron además para su capitana Homare Sawa, que levantó el Balón de Oro a la mejor jugadora y la Bota de Oro a la máxima anotadora, con cinco dianas.
Japón es el símbolo de una tendencia que había sido apuntada en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008  y que se confirmó en Alemania: hay países emergentes que mejoran sin cesar y que ya rivalizan con las potencias tradicionales del fútbol de mujeres.
Ya la pelea no sólo se limita a Estados Unidos, Alemania, Brasil y las escandinavas, ahora países como Japón, que nunca había pasado de cuartos, o Francia, que nunca había superado la fase de grupos y que quedó cuarta, cuentan con grandes jugadoras y son capaces de luchar al más alto nivel.
"Para mí no es un milagro lo que está haciendo Japón. Si ves cómo ha trabajado y cómo trabajan, es un paso lógico a lo que se ha venido haciendo", comentó el presidente de la Federación Internacional (FIFA), Joseph Blatter, el sábado, antes de conocer el éxito japonés en el último partido.
A pesar de que en la final no brilló como en anteriores encuentros, el juego japonés fue otra de las grandes noticias del torneo, con un estilo vistoso y de toque que fue comparado por la prensa y por el grupo de estudios técnicos de la FIFA con el utilizado por Josep Guardiola en el FC Barcelona.
Por su parte, Marta, la superestrella del fútbol de mujeres, elegida la mejor del mundo los últimos cinco años, destacó con cuatro goles y dos asistencias, lo que le valió la Bota de Plata por detrás de Sawa, pero la eliminación de las brasileñas en cuartos frenó sus posibilidades de lograr más reconocimientos.
Brasil, subcampeón de los dos últimos Juegos Olímpicos y del Mundial anterior, fue una de las decepciones la quedarse en cuartos, en un partido que tenía ganado y que dejó escapar ante Estados Unidos de manera increíble.
Alemania, al que todos consideraban el gran aspirante al título, también falló y se quedó en los cuartos, con su estrella de la última década, Birgit Prinz, en muy baja forma y suplente en los dos últimos partidos.
Fuera del aspecto meramente deportivo, el otro aspecto negativo de este Mundial fue la sombra del dopaje, con seis positivos, el de la portera colombiana Yineth Varón por unas inyecciones de un anabolizante y el de cinco norcoreanas por esteroides anabolizantes, que el equipo asiático achacó a un remedio de la medicina china hecho con un extracto de glándula de ciervo.
El próximo Mundial femenino tendrá lugar dentro de cuatro años en Canadá, aunque la siguiente gran cita internacional será el torneo olímpico de Londres, en el año 2012.
    

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS