Jenny Paola Serrano: Con el corazón de guerrera y firme con Dios

10 de noviembre de 2014 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En la pista, Jenny Paola Serrano es toda una guerrera, su espíritu combativo aparece en todo su esplendor y la confianza en sí misma se agiganta.

Pero hay algo por encima de eso que llama más la atención. Además de sus excelentes condiciones para patinar ella siempre pone a Dios por delante. Es una agradecida de la vida y de lo que el Todopoderoso le brinda.

El sábado anterior, luego de una brillante carrera Jenny Paola ganó la prueba de los 15 mil metros eliminación, en el Mundial de Patinaje que se celebra en Rosario (Argentina) y apenas cruzó la meta con su dedo índice derecho señaló hacia arriba.

“Fue un justo premio, una bendición de Dios, estoy muy agradecida con Él y todas las personas que me apoyaron”, dijo la patinadora ayer minutos antes de la premiación de esa prueba.

Se está disfrutando el mundial, lo vive al máximo, lo siente en su corazón.

“Cuando yo gano oro hago de todo, es una emoción muy grande, entonces río, lloro, abrazo a todo el mundo. Es una alegría demasiado fuerte”, agrega esta rubia, de piel clara y facciones angelicales.

¿Cómo vivió ese triunfo?

- Ganar en un mundial nunca es fácil, pero se trabaja para eso, para encontrar los triunfos. En la prueba que gané en este mundial era tanta la alegría que tenía en mi corazón que no pude contener las lágrimas.

¿Pensó en algún momento que la prueba se complicaba y se alejaba el oro?

- No. Fue una prueba dura, pero todo el tiempo tuve confianza, nunca pensé algo distinto a ganar. Lo primero que hice cuando terminé fue darle gracias a Dios, levanté mis brazos hacia el cielo dándole este triunfo a él.

¿Qué sigue ahora para usted en cuanto a metas de medallas en este Mundial?

- Nunca me he propuesto metas de medallas. El deportista siempre quiere ganar, pero fíjate que no todas las pruebas son para uno. Yo quise correr los mil metros y no me escogieron o en otras porque se debe trabajar para la compañera.

¿Eso crea cierto malestar en usted?

- No. Recibo feliz las medallas de oro que Dios me dé, todas son ganancia y una bendición. Para mí el número de medallas no representa nada extraordinario. Lo que sí me importa es la satisfacción total de ir a un mundial y ganar, pero también ayudar a que otras ganen.

Pero el deportista se prepara para ganar siempre...

- Sí, pero el sueño no es solo mío, así como yo trabajo también hay otras chicas que se preparan en la selección para ganar. Si yo tengo la posibilidad de ser bendecida también debo tener la posibilidad de dar bendiciones a otras personas. Y si puedo ayudarle en ciertas situaciones aún mejor.


De regreso a casa

Nació en Cartagena, pero se fue a patinar por la Liga de Bogotá ante la falta de apoyo que había en esos momentos en el departamento. Regresó a La Heroica hace dos años para hacer parte del programa Bolívar Ganador, que impulsa a través del Iderbol el gobernador Juan Carlos Gossaín.

Ella está feliz en el Corralito de Piedra, con su gente y las mismas costumbres de siempre. “Me abrieron las puertas en mi casa, ahora sí apoyan y eso es lo que necesita el deportista”, comenta. Estudió dos semestres de psicología en Bogotá, pero hizo un receso. “Estoy pensando en seguir, pero presencial”.

Ha ganado 11 campeonatos mundiales, es selección Colombia desde el 2009, tiene 21 años y, además, muchísimos deseos de gloria.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS