Deportes


Jimmie Johnson da positivo para COVID-19 y no correrá la serie NASCAR

El estadounidense se convirtió en el primer piloto de cualquier serie de NASCAR en dar positivo.

EFE

04 de julio de 2020 09:21 AM

El veterano piloto estadounidense Jimmie Johnson, siete veces campeón de la serie Indycar NASCAR, dio positivo por coronavirus y se perderá la carrera de este fin de semana en el Indianápolis Motor Speedway.

Johnson se convirtió en el primer piloto de cualquier serie de NASCAR en dar positivo.

La noticia sobre la infección de Johnson, de 44 años, suponen un duro golpe para las históricas carreras de doble título de NASCAR-IndyCar que se disputarán este sábado y el domingo.

Su equipo Hendrick Motorsports dijo que Johnson no volverá a las pistas hasta que un médico lo autorice.

El piloto se sometió al teste de la Covid-19 después de que su esposa, Chani, diese positivo tras experimentar síntomas similares a una alergia.

“Mi primera prioridad es la salud y la seguridad de mis seres queridos y mis compañeros de equipo”, declaró Johnson que es asintomático.

“Nunca me he perdido una competencia en mi carrera en la Copa, sé que va a ser muy difícil de ver desde el costado cuando se supone que debo estar compitiendo. Aunque esta situación es extremadamente decepcionante”, aseguró.

Justin Allgaier reemplazará a Johnson en el monoplaza Chevrolet marcado con el número 48.

“Jimmie ha manejado esta situación como el campeón que es”, subrayó Rick Hendrick, propietario del equipo Hendrick Motorsports con el que corre el veterano piloto.

“Estamos aliviados de que no muestre síntomas y de que Chani está muy bien”, comentó.

“Sabemos que volverá y estará listo para competir. Va a ser difícil para él alejarse de su auto y de su equipo, pero es lo correcto para Jimmie y para todos los involucrados”, subrayó Hendrick.

Por su parte, el equipo Hendrick Motorsports explicó que ha implantado una serie de medidas para proteger la salud de los miembros que conforman su organización.

Las reglas de NASCAR establecen que un piloto debe estar libre de síntomas y contar con dos pruebas de coronavirus negativas en un periodo de tiempo de 24 horas para regresar a la competición.