Deportes


Jordan pudo llegar a las Grandes Ligas: Julio Viñas

El exmánager venezolano de los Tigres de Cartagena jugó con Michael Jordan en el equipo doble A de los Medias Blancas de Chicago.

REDACCIÓN DEPORTES

18 de mayo de 2020 12:00 AM

Michael Jordan volvió a ser noticia mundial. El documental ‘El Último Baile’ sobre la vida del exastro de los Bulls de Chicago ha despertado todo tipo de comentarios.

La serie de Espn consta de diez capítulos y ya se han emitido ocho a través de Espn y Netflix.

El capítulo siete revivió la faceta de beisbolista de Jordan después de que anunciara su repentino retiro del baloncesto tras el asesinato de su padre James Jordan.

Ser Grandes Ligas fue otro de los sueños de Jordan.

Jerry Reinsdorf, dueño de los Bulls y también de los Medias Blancas de Chicago, le preguntó a Jordan después de su anuncio de retirarse del baloncesto “¿qué piensas hacer?” y éste le respondió “quiero jugar béisbol”.

La noticia se regó como pólvora y varios equipos de Grandes Ligas, entre ellos los Atléticos de Oakland, le ofrecieron un contrato para jugar directo en Grandes Ligas, pero Jordan aceptó quedarse en Chicago con un contrato de Liga Menor. Eso ocurrió en el año de 1994 hace 26 años.

Jugué con Jordan: Viñas

Gracias a Tito Quintero, quien me dio el dato, me comuniqué vía telefónica con Julio Viñas, el mánager de origen cubano que dirigió a los Tigres de Cartagena en las temporadas 2009-2010 y 2010-2011.

“Ha sido una de las grandes experiencias en mi vida. Jordan es una gran persona muy amable, muy disciplinado, era el primero que llegaba y el último en irse. Al comienzo le estaba pegando bien a la pelota, incluso duró varios partidos consecutivos conectando de hit, pero después los lanzadores lo estudiaron mucho y se dieron cuenta que la curva le hacía daño”, dijo Viñas, quien en esa época jugaba como receptor y tenía 21 años.

Viñas explicó que pese a que los números no acompañaron a Jordan en esa temporada, bateó para .202, y era lógico porque tenía muchos años sin jugar béisbol, cree que si Jordan hubiera seguido en la pelota tuviera un puesto en las Grandes Ligas por su dedicación. “Yo conozco a muchos peloteros que batearon menos de .200 en ligas menores y llegaron a Grandes Ligas”, sostuvo.

Para Viñas, lo más emocionante de esa época fue que todos los estadios donde jugaba Jordan estaban llenos. Cada vez que salía a batear el público le tributaba su admiración.

Frank Thomas, la gran estrellas de los Medias Blancas de Chicago en los años 90, recordó también lo que significó tener a Michael Jordan en el equipo.

Thomas recordó el revuelo que causó su presencia en aquellos entrenamientos de primavera.

“La primera semana que estuvo allí, nunca había visto tantas cámaras y personas tratando de obtener historias sobre Michael Jordan jugando al béisbol. Fue una locura”, expresó Thomas en un portal estadounidense.

El dato

Michael Jordan jugó en 1994 en el equipo Doble A de los Birmingham Barons, de Medias Blancas de Chicago, donde ingresó a finales de marzo de ese año.

Sus números fueron: .202 de promedio, 88, imparables, 21 hits de extra base (17 dobles, 1 triple y tres jonrones), 51 carreras impulsadas, 46 anotadas y 11 errores en 127 juegos.