Juegos nacionales


¡Gracias, mil veces gracias, Zunilda Mendoza!

A sus 51 años, el máximo referente del sóftbol femenino de Bolívar le dijo adiós a la disciplina de sus amores. Se fue a lo grande, siendo campeona de los Juegos Nacionales en su propia casa.

CARLOS CABALLERO VILLA

24 de noviembre de 2019 12:00 AM

Su despedida del sóftbol tenía que ser así, no podía ser diferente, con un título en casa y de un campeonato de altos pergaminos como el de los Juegos Nacionales.

Por eso, el viernes 22 de noviembre de 2019, Zunilda Mendoza lloró de la emoción cuando Bolívar quedó campeón al vencer 3-1 a Sucre, en un emocionante partido, en el estadio Argemiro Bermúdez.

Después de felicitarse con sus compañeras en el terreno de juego y de anunciar su retiro a través de un video en El Universal, antes de recibir la medalla de oro, Zunilda se acercó a las tribunas situadas en la primera y tercera base y levantó sus manos para decirle adiós a ese público que la acompañó durante 35 años de actividad vistiendo los colores de su Bolívar del alma.

A sus 51 años (en abril del 2020 cumple los 52), Zunilda colgó el bate, la manilla y la bola dejando un gran legado en el sóftbol femenino de Bolívar y Colombia.

Y mientras que sus compañeras seguían festejando llenas de alegría (muchas de ellas eran campeonas de Juegos Nacionales por primera vez), Zunilda se fue al camerino llena de nostalgia porque necesitaba un momento para estar sola, respirar profundo, secar sus lágrimas y asimilar lo que estaba pasando.

Después de unos 8 minutos, salió del dugout y entregó su última entrevista como jugadora activa a El Universal.

Toda una vida jugando sóftbol bola rápida...

- Sí. En bola chata no me aceptaban, me tenían miedo.

¿Por qué decide retirarse del sóftbol si todavía está chocando fuerte la pelota?

- Ya está bueno, hay que darle espacio a las niñas que vienen atrás, hay un excelente material. Ellas son el futuro de Bolívar. Mi retiro tenía que llegar algún día.

¿Qué siente ahora cuando le dice adiós al deporte que tanta gloria le dio?

- Nostalgia, lloré de la emoción, me quedé sin palabras cuando las compañeras me abrazaban, fue un momento demasiado especial, quería irme así, siendo Zunilda Mendoza, demostrando categoría, con 51 años en mis últimos Juegos Nacionales despaché 8 hits, eso es grande, pero el momento más lindo fue cuando el público se puso de pie para aplaudirme en mi despedida. Mis compañeras de la selección Bolívar me han pedido que siga, pero es una decisión tomada.

El año pasado ya había amagado con retirarse y no se fue, ¿este nuevo anuncio es definitivo?

- No me fui el año anterior porque Dumek Turbay, gobernador de Bolívar, me pidió que me quedara hasta los Juegos Nacionales, le cumplí, me fui aportando para ganar el título en casa, me voy feliz.

¿Seguirá ligada de alguna manera al sóftbol?

- Sí, ahora voy a dedicarme a ser entrenadora para enseñarles todo lo que me enseñó ‘El Pato’ Espitia a mí.

¿Los mejores recuerdos con Bolívar?

- Fui campeona de Juegos Nacionales en 1996 en Bucaramanga, 2004 en Bogotá, 2008 en Cali, 2012 en Montería, 2015 en Quibdó y ahora 2019 en Cartagena. Eso estará por siempre en mi mente y mi corazón.

¿Cómo se inició en el sóftbol?

- Jorge Bustos Gaviria (q.e.p.d.) me metió en el sóftbol, deporte que ya practicaba en el campo de La Candelaria, en donde me enfrentaba a los varones. Así inicié en esto.

¿Qué recuerda de su primera selección Bolívar?

- Fue a los 16 años. Me inicié como tercera base en un nacional en Medellín. Ahí me bautizaron ‘Chocolate’. No fui inicialista, en un juego entre Bolívar y San Andrés como era novata me tocó esperar en la banca hasta que no aguanté más. Yo misma anuncié el cambio, le quité el bate a Rita Carrasquilla, la champions bate en ese entonces, me paré en el plato y en ese primer turno con Bolívar conecté jonrón. Ganamos 5-3.

¿Cuántos títulos nacionales y champions bate desde entonces?

- Perdí la cuenta (risas). Integré cualquier cantidad de selecciones Bolívar y Colombia y que siempre gané champions porque desde niña me preparé para eso.

¿Dónde estuvo el secreto?

- En la pasión y disciplina que me despierta el sóftbol. A mí me gustaba entrenarme bien, por eso fui grande.

¿Lo mejor que le dio el sóftbol?

- Reconocimiento. El sóftbol me ha permitido darme a conocer en toda Colombia y, además, fuera del país. Me he relacionado muy bien, todo el mundo me quiere y eso es importante.

¿Siempre mostró poder con el bate de principio a fin?

- Mi fuerza es natural. Me alimenté con puro pescado, no comí mucha carne ni tampoco tomé vitaminas porque siempre he pensado que eso engorda y es perjudicial.

Leal a Bolívar

Defendió siempre los colores de Bolívar, recibió cualquier cantidad de ofrecimientos para representar a otros departamentos a cambio de dinero y puestos de trabajo y ella nunca quiso aceptar. Ya no estará en el campo como jugadora, pero sí como entrenadora y mánager. Comienza una nueva historia, pero seguirá aquí, siempre leal con Bolívar.

Se retira la mejor: León

Claudia León, compañera de mil batallas de Zunilda Mendoza, asegura que “es la única jugadora con seis títulos en unos Juegos Nacionales en todo el país, se retira una grande de este deporte, eso hay que resaltarlo”.

León, quien también hizo una carrera de lujo con Bolívar y la selección Colombia (ya está retirada), tiene claro qué diferenciaba a ambas en el campo de juego. “En los turnos yo podía batear 8 hits, por ejemplo, y en los mismos 10 ella conectaba cinco batazos descomunales, que levantaban al público de las tribunas. Zuni tenía una fuerza impresionante. Se retira la mejor”, asegura.

Patricia Buj, otra de las que acompañó como deportista a Zunilda en gran parte de su carrera, la definió como: “La marca del sóftbol bolivarense y colombiano. Ella es fuerza, ganas, espíritu de lucha, alegría, la líder. Es una gran mujer, esa misma que le pone todo el amor al sóftbol de Bolívar, es la jugadora diferente, la Zunilda de siempre, la que ha ganado todo con Bolívar”.