Juegos Olímpicos


Comienza el ciclismo olímpico con los cuatro escaladores colombianos

Rigoberto Urán, Nairo Quintana, Esteban Chaves y Sergio Higuita buscan sorprender y darle a Colombia la primera medalla en Tokio.

EL UNIVERSAL Y EFE

23 de julio de 2021 09:25 PM

La prueba masculina de ciclismo en ruta de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ha comenzado este sábado con los cuatro corredores colombianos que buscarán conquistar la primera medalla del país en la justas.

Nairo Quintana, Rigoberto Urán, Sergio Higuita y Esteban Chaves hace parte del lote que participa en la dura prueba por territorio japonés.

También los cinco corredores españoles partieron en la salida después de que anoche fueran descartados los contagios tras conocerse el positivo del masajista del equipo español.

Alejandro Valverde, Ion Izagirre, Gorka Izagirre, Omar Fraile y Jesús Herrada tomaron la salida desde el Parque Musashinonomori de Tokio, desde donde afrontarán un recorrido de 234 kilómetros hasta el circuito internacional de automovilismo de Fuji.

Lo hicieron tras las horas de incertidumbre vividas el viernes, cuando se conoció el positivo del masajista del equipo español Joseba Eleguezabal. Corredores y ciclistas están alojados en el mismo lugar, fuera de la Villa Olímpica, lo que hizo saltar las alarmas sobre su participación, descartadas horas después cuando se conoció que todos los corredores habían dado negativo.

Solo el seleccionador español masculino de ciclismo, Pascual Momparler, tuvo que esperar al sábado al ser considerado un contacto estrecho, pero en la mañana se conoció su negativo y que podría estar en la carrera.

Alejandro Valverde aspira a su primera medalla olímpica en sus quintos Juegos, en los que habrá una gran competencia por la victoria, con el esloveno Tadej Pogacar, dos veces ganador del Tour de Francia, el belga Wout Van Aert, el ecuatoriano Richard Carapaz o los colombianos Rigoberto Urán y Nairo Quintana entre los favoritos.

El recorrido de la prueba de ruta incluye cinco ascensiones, dos primeras de dificultad leve, Doshi y el paso de Kagosaka, la subida al Fuji Sanroku, de 14,3 kilómetros al 6% de pendiente media, pero sobre todo destaca el paso de Mikuni, una ascensión de unos 10 kilómetros con una parte media con rampas de entre el 10 y el 15%, situada a 30 kilómetros de la línea de meta en el circuito de Fuji.