Deportes


Las mujeres que hacen historia en el Super Bowl

Sarah Thomas se convirtió en la primera mujer que oficia de juez en un Super Bowl. Cada vez más mujeres ganan espacios en el fútbol americano.

AP

07 de febrero de 2021 09:23 PM

Maraval Javadifar pensó que el hecho de que Katie Sowers hiciera historia el año pasado como la primera mujer en ser coach en un Super Bowl significaba que el tema había quedado en el pasado de una vez por todas.

No fue así.

Gracias al coach de Tampa Bay Bruce Arians, ahora hay dos veces más mujeres que atraen la atención de la prensa. Javadifar, entrenadora asistente de fuerza y acondicionamiento, y la entrenadora asistente de la línea defensiva Lori Locust siguieron los pasos de Sowers, convirtiendo a los Bucs en el único equipo de la NFL con dos mujeres en su staff de coaches esta temporada,

“Espero que llegue el día en que deje de ser noticia que una mujer trabaje con profesionales o que llegue al Super Bowl”, dijo Javadifar el lunes. “Y, saben, espero que lleguemos a un punto en que a todas las personas se les de la misma oportunidad de trabajar en el deporte profesional, porque hay muchos entrenadores capaces”.

Locust dijo que ella y Javadifar sólo llegaron con un objetivo, ayudar a Tampa Bay a derrotar a Kansas City en el Super Bowl.

“No importaría si somos las segundas o las número 273”, dijo Locust. “Quiero decir, reconocemos el hecho de que no ha habido muchas antes de nosotras, pero no es algo en lo que pensemos a diario”.

Locust y Javadifar no son las únicas mujeres que tienen un impacto en este Super Bowl.

La juez de down Sarah Thomas se convirtió en la primera mujer en la plantilla de referees de un Super Bowl. Los Chiefs tienen un par de entrenadoras atléticas asistentes en Julie Frymyer y Tiffany Morton. Los Bucs también tienen a Carly Helfand como asistente de visores y a Jackie Davidson en la gerencia como directora de investigación deportiva.

El running back de Kansas City Clyde Edwards-Helaire dijo que ver a mujeres ser parte de este deporte significa mucho para él debido a que su hermana menor padece de distrofia muscular.

“Para mí es un rayo de luz”, dijo Edwards-Helaire. “Puedo hablar con mi hermanita y ella me ve jugar y ahora hablamos de lo que está ocurriendo... y ella puede ser algo positivo para la NFL y la comunidad del fútbol americano. Eso me emociona”.

Arians, quien tuvo a la primera entrenadora interna en 2015 con Jen Welter en Arizona, dijo que contratar a Locust y a Javadifar fue una elección para abrirles la puerta a grandes maestras. Arians dijo que ellas “se han roto la espalda trabajando” y están más que capacitadas.

“La inclusión y la diversidad son grandes maneras de enseñar”, comentó Arians. “Quiero decir, mientras tengamos mayor aporte de distintas voces, el resultado será mejor”.

TEMAS