Deportes


Los Pumas demuestran lo que aprendieron en el Rugby Championship

AFP

11 de noviembre de 2012 05:19 PM

La victoria de Argentina en Gales el sábado, por un contundente 26 a 12 en el Millennium Stadium, demostró que los Pumas continúan progresando y que son cada vez más competitivos entre las grandes naciones de su deporte, tras participar este año en el Rugby Championship.
En 2007, su tercer puesto en el Mundial de Francia marcó un antes y un después. Hasta entonces eran tratados con paternalismo, pero desde esa hazaña se ganaron el respeto de todos.
El año 2012 es además histórico para ellos al haber pasado a integrar el Rugby Championship (ex Tres Naciones), junto a Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, en la batalla anual por ser el mejor del hemisferio sur.
Argentina comenzó en Gales a lo grande su gira europea de este noviembre y en el horizonte está ya el partido del sábado en Lille contra Francia, el segundo examen para los hombres de Santiago Phelan.
En el Rugby Championship, el equipo no había podido evitar el último puesto, con un empate (16-16 con los Springboks sudafricanos) y cinco derrotas, pero con la excepción de la caída 54-15 ante Nueva Zelanda, en todos los partidos plantaron cara dignamente a sus adversarios.
El fruto de esa experiencia en el torneo se plasmó en Cardiff ante los galeses, que este año fueron los campeones del Torneo de las Seis Naciones, el más prestigioso del rugby europeo.
Argentina no les había ganado además desde 2006, pero los 'Dragones Rojos', totalmente dominados físicamente, tuvieron que rendirse ante la calidad y motivación de los albicelestes.
"Cuando uno juega contra Argentina, el ritmo y la intensidad son clave, pero no hay ninguna duda de que su experiencia en el Rugby Championship les ha elevado a otro nivel. Fuimos claramente inferiores", admitió el seleccionador interino de los galeses, Rob Howley.
A la determinación y la pasión, que a menudo compensaron sus carencias, los argentinos han añadido nuevas virtudes.
Con una preparación específica para ese Rugby Championship en el reputado centro de Pensacola (Florida, Estados Unidos) y la experiencia de esos partidos de alto nivel, Argentina parece más competitiva, más madura, mejor equipo.
Presentes en los grandes clubes de Francia e Inglaterra desde hace tiempo (19 de los 30 rugbiers convocados para el duelo ante los franceses juegan en esos dos países), los internacionales del equipo combinan técnica y táctica a la perfección.
Algunos de ellos figuran entre los mejores del mundo en sus puestos, como el capitán Juan Martín Fernández Lobbe como número 8 o Patricio Albacete, baja en esta gira europea tras ser operado en un ojo, en la segunda línea.
La Unión Argentina de Rugby (UAR) también ha conseguido pequeñas 'pepitas de oro' como el wing Juan Imhoff o el apertura Nicolás Sánchez.
El trabajo en común durante las seis semanas del Rugby Championship, junto a la ayuda del exentrenador de los campeones mundiales neozelandeses, Graham Henry, profundizan en el trabajo de crecimiento emprendido por las instancias dirigentes del rugby argentino.
Los Pumas, ya sin complejos, intentarán sumar otro triunfo de prestigio el sábado en Lille, a los que han batido en ocho de doce enfrentamientos en los últimos diez años. Luego, el sábado 24, será el turno de examinarse ante Irlanda en Dublín.

  NOTICIAS RECOMENDADAS