Deportes


Luis Patiño enfrenta a los Yanquis, de Urshela, en el juego soñado

El derecho barranquillero Luis Patiño, por los Rays, se enfrentará hoy a los Yanquis, a las 6 p. m., en el Tropicana Field St. Petersburg, Florida. Giovanny Urshela reaparece como quinto bate y tercera base. Veremos el duelo de colombianos.

ANDRÉS FRÍAS UTRIA

11 de mayo de 2021 11:55 AM

Luis Patiño siempre mostró una potencia única en sus lanzamientos. En la escuela Once de Noviembre de Barranquilla, en el 2015, se mostró como el gran prospecto de Colombia.

“Mi sueño es llegar a Grandes Ligas”, decía en aquella oportunidad, con 14 años, cuando el Once de Noviembre fue el subcampeón en el torneo de Prospecto realizado en el estadio Argemiro Bermúdez de Chiquinquirá.

Y ese sueño se le hico realidad. Hoy es el prospecto número de uno de los Rays irá por otro sueño: ganarle a los Yanquis, de Giovanny Urshela, quien reaparece después de varios días tras superar una lesión.

Patiño tiene un juego ganado en tres salidas, ha lanzado siete entradas y dos tercios, ha recibido 3 hits, entre ellos un jonrón, una base por bolas, ha recetado 10 ponches, para una Era de 1.17. Sensacional.

Yanquis enviará al montículo a Jordan Montgomery (1-1).

Patino, 21 años (nació el 26 de octubre de 1999), es un ejemplo de constancia y dedicación. Ya se está sentando como uno de los lanzadores estandartes en el staff de pitcheo de los Rays.

Hoy ante los Yanquis, Patiño posiblemente lance tres o cuatro entradas y, él sabe que deberá tirarla toda ante ese explosivo line-up. “Todo lanzador siempre sueña con ganarle a los Yanquis. Yo también sueño”, dijo.

Urshela regresa a la titular de los Yanquis, como tercera base y quinto en el orden al bate. Veremos el dueño entre dos colombianos: Patiño en el montículo, tratando de ponchar a Urshela y el cartagenero, con el madero en el hombro, tratando de pescar el mejor lanzamiento para hacerle swins.

Patiño ya es considerado el relevo generacional del béisbol colombiano, el reemplazo de Julio Teherán y José Quintana.

Veremos hoy como se muestra este pelao, que siempre soñó con ser Grandes Ligas y Dios le dio esa oportunidad.