Deportes


Martínez lanzó un juego casi perfecto de 10 entradas

Se cumplieron 25 años de la hazaña del lanzador dominicano Pedro Martínez (Expos), quien tiró nueve entradas y un tercio y estuvo cerca de lanzar un ‘juego perfecto’ ante San Diego.

ERNESTO ARMENTEROS DE LA HOZ

06 de junio de 2020 06:18 AM

El béisbol tiene esas cosas inexplicables que lo hacen un deporte único como disciplina.

Hace 25 años, más exactamente un 3 de junio de 1995, se presentó un hecho notorio en las Grandes Ligas.

El lanzador dominicano Pedro Martínez lanzó nueve entradas perfectas, osea que sacó los 27 outs sin que ningún bateador le pisara la primera base, pero el final no fue perfecto porque se fue a extrainning y en el décimo Martínez recibió un hit y le quitó el rótulo de juego perfecto.

Martínez lucía el uniforme de los Expos de Montreal y ese día enfrentaba a los Padres de San Luis. Ese juego terminó 1-0 en favor de Montreal, pero a pesar de salir victorioso, el dominicano salió un tanto amargado porque no se le dio el ‘juego perfecto’, el máximo sueño de los lanzadores.

De esta forma, Pedro Martínez se unió a Harvey Haddix como los únicos lanzadores que han lanzado un ‘juego perfecto’ durante nueve entradas, pero en en los innigs extras pierden el encanto.

Y precisamente ese encanto se lo rompió Bip Roberts con un sencillo en la décima entrada, por lo que Martínez fue relevado.

Hay que decir que en ese entonces Martínez todavía no era la estrella que llegó a ser en la Gran Carpa.

Una de las anécdotas que comentan sobre ese hecho fue que al día siguiente, el coach de pitcheo de Montreal, Joe Kerrigan, abrazó a Martínez para consolarlo y caminó con él por la raya del jardín derecho “solo para asegurarse de que entendiera” cuán histórica había sido su actuación la noche anterior, a pesar de que no obtuvo un ‘juego perfecto’ o un ‘juego sin hits’.

Ese fue el principio de una carrera llena de éxitos de Pedro Martínez. Terminó con 219 victorias y 3 mil 154 ponches. Ganó el Cy Young en 1997 y después fue cambiado para los Medias Rojas de Boston, donde duró siete temporadas en las cuales obtuvo dos Cy Young (1999 Y 2000) y se convirtió para muchos en uno de los mejores jugadores de la historia de esa franquicia. Fue campeón con Boston en 2004 al lado de nuestro Orlando Cabrera.

El 26 de julio de 2015 Martínez fue incluido al Salón de la Fama de Cooperstown de las Grandes Ligas en su primer año de elegibilidad junto a otras grandes estrellas en ese año como Randy Johnson, John Smoltz y Craig Biggio.

El dato
Pedro Martínez otra vez estuvo cerca de otra hazaña el 10 de septiembre de 1999, cuando derrotó a los Yanquis de Nueva York 3-1. Se enfrentó a sólo 28 bateadores y ponchó a 17 y sin dar bases por bolas (Martínez golpeó al primer bateador del juego, Chuck Knoblauch, pero fue puesto out al intentar robarse segunda base). Sólo un cuadrangular en solitario por Chili Davis malogró el no-hitter de Martínez. ​