Deportes


Peloteros colombianos, con el reto de brillar en 2020 en las Grandes Ligas

José Quintana fue sometido a una pequeña intervención quirúrgica en un dedo. Trece peloteros colombianos hacen parte de los campos de entrenamientos.

CARLOS CABALLERO VILLA

03 de julio de 2020 12:00 AM

Pasan los días, el tema toma forma y con ello crece la expectativa entre los amantes de la pelota caliente. Sí. El béisbol de las Grandes Ligas ya casi está de vuelta.

Trece colombianos hacen parte de los campos de entrenamiento en los diferentes equipos que se preparan para iniciar su participación en la Gran Carpa a partir del próximo 23 de julio.

Algunos hacen parte del roster fijo de los equipos, caso Gio Urshela (Yanquis de Nueva York), Óscar Mercado (Indios de Cleveland), José Quintana (Cachorros de Chicago), Julio Teherán (Angelinos de los Angeles), Harold Ramírez y Jorge Alfaro (Miami Marlins) y Donovan Solano (Gigantes de San Francisco).

La mayoría de ellos, con varias temporadas y buen rendimiento en las Grandes Ligas, tienen asegurada su plaza. Otros como Ramírez y Mercado, debutantes con buenos números en 2019, tampoco tendrán inconvenientes para estar en el equipo grande.

Quintana fue operado

Tras un accidente en casa, el lanzador arjonero José Quintana fue sometido a una pequeña cirugía en el dedo pulgar de su mano izquierda.

Se deberá esperar la recuperación del ‘Zurdo de Oro’ para saber cuándo se subirá al montículo a lanzar con los Cubs de Chicago o si iniciará la temporada en la lista de lesionados en las Grandes Ligas.

Inicialmente, Quintana podría estar de vuelta a los entrenamientos dentro de dos semanas.

A la espera

Tayron Guerrero (Medias Blancas de Chicago) y Meibrys Viloria (Reales de Kansas City) estuvieron la temporada anterior en las Grandes Ligas y ahora están a la espera de ver qué sucede con ellos en 2020.

Los dos hacen parte del roster de los 40 peloteros de sus equipos, pero no tienen asegurada su plaza para iniciar la temporada.

Los equipos deberán viajar con tres jugadores extras y uno de ellos, por obligación, debe ser catcher, por lo que Viloria, siendo el tercero en la posición, tendría un chance para viajar siempre con el equipo a cada uno de los partidos.

Ronaldo Hernández (Rays de Tampa), otro receptor, hace parte del roster de los 40. El prospecto también está a la expectativa para poder ser el tercer catcher del equipo y estar más cerca de subir. Él no pierde la fe.

Los invitados

Dilson Herrera (Orioles Baltimore), Luis Patiño (Padres de San Diego) y Brayan Buelvas también estarán en los campos de entrenamientos, pero en calidad de invitados, con contratos de Ligas Menores. Estos últimos, en caso de una emergencia, podrían ser llamados al equipo grande.

Tienen menos chance de llegar a la cima este año, pero están en la ‘piña’ y en cualquier momento pueden dar una sorpresa. El tiempo lo dirá.

Así las cosas, los nuestros se reportaron a exámenes médicos con sus respectivas organizaciones para asegurar una plaza en el mejor béisbol del mundo.

Datos y cosas de una temporada atípica

- Se jugará con estadios vacíos debido al coronavirus que atrasó en el inicio de la temporada. Se iniciará el 23 de julio.

- Serán 60 juegos para cada equipo, postemporada con 10 equipos y Serie Mundial en octubre.

- En las dos primeras semanas de la campaña, los equipos podrán utilizar 30 peloteros.

- Pasados 15 días, la nómina se reducirá a 28 para luego terminar la fase regular con 26.

- La temporada regular debe finalizar el 27 de septiembre, 29 y 30 se jugarán los dos encuentros para definir el “comodín” (wild card) en cada liga, la Serie Mundial 2020 comenzará el 20 de octubre.

- Cuando haya “doble Header” (dos partidos el mismo día) los equipos adicionarán un pelotero.

- Los cambios en las nóminas podrán hacerse hasta el 31 de julio y no hasta el 31 de agosto, como se venía sucediendo en los últimos años.

- El bateador designado (DH) será utilizado por primera vez en todos los juegos por la Liga Nacional después de 144 años.

- Cuando los juegos estén empatados en nueve entradas, por primera vez se utilizará la “muerte súbita”, el último bateador en ser puesto out, correrá en segunda base en el décimo episodio. Se jugarán dos entradas adicionales (10 y 11) y en caso de seguir empatados, el juego será oficialmente un “empate”.

No serán permitidos los efusivos saludos luego de una acción de juego, por ejemplo un jonrón para definir el encuentro.

- Pelear, discutir airadamente e instigar a reyertas entre los jugadores, vaciar los bancos, no serán admitidos en la nueva temporada.

MULTIMEDIA