Deportes


Real Cartagena, otra vez en medio de polémicas nada agradables

A las acusaciones de Rafael Pérez se le sumaron otros señalamientos contra los directivos de Oswaldo Salgado, también exintegrante de la plantilla ‘auiriverde’. Rodrigo Rendón responde a los cuestionamientos.

CARLOS CABALLERO VILLA

04 de junio de 2020 12:00 AM

De toma y dame. Así está la controversia que se ha desatado en los dos últimos días en el Real Cartagena, que no se salva de los escándalos ni en la cuarentena.

Primero fueron las acusaciones del exjugador Rafa Pérez en contra del presidente Rodrigo Rendón, luego fue la respuesta del directivo a lo que dijo Pérez.

Después se vinieron los señalamientos de Oswaldo Salgado, otro exintegrante de los heroicos, y la respuesta del club sobre la situación.

Sí. Real, que lleva siete años consecutivos en la Primera B, fue noticia nuevamente, pero por no precisamente por temas agradables. No.

“Me pidió dinero”

A través del portal Primertiempo.Co, Pérez aseguró que en el 2013 cuando regresó de jugar en el fútbol de China tuvo que acceder a peticiones del directivo.

“El concepto claro y específico que me habla Rodrigo Rendón es que me dice: para yo dejarte libre, me tienes que dar el dinero que vas a percibir por el préstamo de Independiente Medellín. En ese momento Medellín me va a dar cien millones de pesos por el préstamo y Rendón me dice: tienes que darme ese dinero para dejar que tú evoluciones en el fútbol, que tú puedas jugar”.

Contrato vigente

Rendón en el programa de Planeta Fútbol, del periodista Carlos Antonio Vélez y a través de un comunicado de prensa del club, respondió que el jugador tenía contrato con Real desde a principios de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2013.

“En el 2013 cuando el club Independiente Medellín pretende contratar al jugador, reconociendo los derechos económicos que tenía el club Real Cartagena por la vigencia de dicho contrato, las tres partes (Real Cartagena, Independiente Medellín y el señor Pérez) firman un documento llamado rescisión de contrato y transferencia de derechos. Documento que fue debidamente registrado en la Dimayor, en el cual se pacta la suma de cincuenta millones de pesos (50.000.000) a favor del Real Cartagena e incluso en el parágrafo primero, de la cláusula tercera, se lee que: “El jugador declara que dicho valor corresponde en su totalidad al Real Cartagena fútbol club S.A”.

¿Lo tenían vetado?

Pérez también afirmó que: “Yo me había tenido que ir del fútbol colombiano por un veto que existía sobre mí. Le tuve que dar el dinero, realmente, porque de una u otra forma no hubiese podido volver a Colombia a jugar”.

Agregó que le tocó muy duro a los 19 años salir del país y jugar en el Chongqing Lifan de China en 2012. “Fue un momento difícil en mi carrera, pensé que se me acababa. Me tuve que ir a cientos de kilómetros de la ciudad, a la cual amo. Me da tristeza porque muchos jugadores con talento en Cartagena no han podido surgir por los directivos que tiene Real Cartagena”.

La renuncia de Rafa

Rafael Pérez jugó en el Real el semestre de 2011 e hizo un buen torneo.

El directivo afirmó que: “Cuando Millonarios se interesó en él a finales de esa temporada, entonces el jugador renunció a lo mejor pensando que tomaría el dinero del préstamo para él desconociendo los derechos del Real Cartagena. Cuando Millonarios se da cuenta que el jugador tiene un contrato vigente con el Real y había renunciado sin justa causa entonces decide frenar los acercamientos con el jugador”.

Ida, regreso y libertad

Al tener contrato vigente con el Real, Rafa Pérez no podía jugar en ningún equipo de Colombia y es cuando se marcha al fútbol chino en el 2012.

A su regreso, en el 2013, tras meses de lucha con los directivos, Pérez termina jugando para el Medellín, club que negocia directamente su traspaso con el plantel auriverde con los valores y acuerdos antes mencionados.

Unos años después, después de jugar además en Santa Fe y en la Liga de Bulgaria, Pérez se consolida en el Junior de Barranquilla, alcanzado el título en el fútbol profesional en el 2019. Hoy es jugador de Talleres de Córdoba.

El lío con Salgado

Pero las aguas en el Real no se calmaron. Ayer, Oswaldo Salgado, exjugador del plantel cartagenero, también mostró su inconformidad y contó problemas con las directivas en el pasado.

“Yo me voy de Real por justa causa porque en ese momento nos adeudaban más de 60 días, lo cual es causal para renunciar y por eso varios jugadores renunciamos en 2011. Debido a eso, los directivos de Real me la pusieron dura cuando yo decidí irme para Atlético Nacional. Me fue imposible jugar durante 9 meses con Nacional mientras que llegaban a un acuerdo porque inicialmente Real pedía una suma exagerada por mi traspaso allá. Esos 9 meses sin competir perjudicaron considerablemente mi carrera”.

Salgado agregó que finalmente “los clubes pactaron 90 millones de pesos, ese dinero se lo desembolsó Nacional a Real en su totalidad y a mí me correspondía el 8 por ciento por ley y a la fecha no he recibido ni un solo peso de los 8 millones que legalmente me pertenecen”.

“Sí debemos”

Tras las declaraciones de Salgado, quien incluso hizo parte de varias selecciones Colombia en las menores, Real Cartagena sacó un comunicado en el que admite el compromiso que se tiene con el jugador.

“El Real Cartagena, en el año 2013, atraviesa por una difícil coyuntura económica que lo obliga a ingresar en un proceso de insolvencia amparado en la ley 1116 del 2006 y desafortunadamente dentro de los pasivos que fueron incluidos en su acuerdo de reorganización, se encontraban los acreedores laborales y entre ellas las de muchos jugadores y ex jugadores, quienes a la fecha tenían saldos pendientes por pagar de diferentes conceptos”.

Y aclara que: “Por ello no desconocemos deudas con jugadores, que esperamos poder cumplir en los términos establecidos en el acuerdo de pago. Lamentamos los inconvenientes que pudimos haber genarado ante el no pago de las acreencias a Oswaldo Salgado y las otras personas que hoy están inscritas en al acuerdo amparado por la ley”.