Real Cartagena, un equipo limitado y armado solo para participar

07 de noviembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No debe ser nada fácil para un técnico tener un partido complicado y mirar hacia al banco y no contar con un solo jugador que brinde garantías para cambiarle la historia a un juego.

Tal vez precisamente por este y otros aspectos, el técnico Richard Parra salió aplaudido el lunes anterior del Jaime Morón pese a que Real Cartagena perdió 2-1 ante Cúcuta y selló su eliminación del Torneo Águila dos fechas antes de concluir los cuadrangulares semifinales de este certamen.

Cúcuta se echó el perfume de la A, la misma fragancia que compró el Unión Magdalena. Ambos se preparan para ser los nuevos inquilinos de la Primera División en 2019.

¿Y nosotros?, ese interrogante se responde de la siguiente manera: “seguiremos en el calvario de B”, pero lo peor es que no se sabe hasta cuándo.

¿Qué pasó esta temporada?, la respuesta es obvia, no hay secretos: este equipo fue diseñado para participar y no para competir. 

Fue una nómina reducida, con una gran cantidad de jóvenes y otros con cierto número de partidos acumulados, pero sin jerarquía ni la personalidad suficiente para encarar un mayúsculo compromiso, como lo es lograr el ascenso.

Parra, con muy poco, hizo una muy buena campaña en  el segundo semestre, pero se rajó finalmente en los cuadrangulares porque sencillamente a esta nómina de “dos pesos” no se le podía exigir más.

La mayoría de la prensa especializada afirma que “no se puede culpar a los jugadores porque dieron lo más que pudieron, llegando incluso hasta instancias que hace 4 meses ninguno se imaginaba”.

Parra tomó un equipo que había ocupado los últimos puestos en el primer semestre y enderezó su camino, logrando ilusionar con los resultados a más de un un hincha.

Pero en el momento que vino la presión de la 'delgadita' todo jugó en contra: la presión, la cantidad de partidos acumulados, las lesiones, aspectos que en una nómina reducida pesan y bastante. 

La hinchada y la prensa en general nuevamente culpa a los directivos del equipo de esta nueva debacle. La poca inversión económica hecha a la hora de contratar a jugadores “grandecitos”, a quienes se les pueda exigir, es tal vez el principal descontento en la ciudad.

Se repite la historia una y otra vez, esta es la sexta consecutiva desde el 2012, cuando Real se fue al descenso la última vez.

Reflexión
Mientras que la Dimayor siga respaldando a sus socios y ofreciéndole todos los beneficios económicos a los de la B como si estuvieran en la A difícilmente, Real Cartagena y otros equipos en las mismas condiciones verán con buenos ojos alcanzar la primera categoría.

Mientras tanto, el calvario seguirá para los hinchas, que son los que más sufren porque su equipo parece estar resignado a estar “por siempre en la B”.

Fallido intento
En los últimos años se ha intentado de todo. Unos meses  después del descenso, Juan Carlos Gossaín, gobernador de Bolívar en ese entonces, y Carlos Otero, alcalde (e) de Cartagena (q.e.p.d.), viajaron a Bogotá a reunirse con la Dimayor para fijar su posición frente a un equipo del que consideraban solo le brindaba sufrimientos a la hinchada.

Consideraron incluso no prestarle al Real el Jaime Morón ni ningún estadio en otro municipio de Bolívar para presionar su salida y comprar la ficha de otro equipo.
La respuesta de la Dimayor fue que si hizo pasaba sancionaba la plaza de Cartagena con 10 años sin fútbol profesional. 

¿Qué hacer?
Luego del nuevo fracaso de Real la pregunta es si la Gobernación de Bolívar o el Distrito deben invertir en el Real el próximo año y bajo qué condiciones.

Real siempre ha manejado como discurso en los últimos años que no tiene recursos para invertir por la cantidad de deuda del pasado.

¿Estamos condenados a estar en la Primera B toda la vida? 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS