Reyver Sanmartín, con la ilusión de llegar a Grandes Ligas

16 de junio de 2020 12:00 AM
Reyver Sanmartín, con la ilusión de llegar a Grandes Ligas
Reyver Sanmartín dice que está trabajando duro y que sueña con ese llamado a la Gran Carpa. //CORTESÍA

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La humildad de Reyver Sanmartín Zúñiga rebasa todos los límites. Es un joven pelotero, zurdo, con una mecánica especial para lanzar y sacar de paso a los bateadores. Lleva el béisbol en la sangre. Es hijo del legendario lanzador de Marialabaja, José Sanmartín, quien fue uno de los pilares de este municipio en el béisbol de Bolívar.

Reyver nació con esa pasión, pero con sueños de grandeza. Dice que el tiempo de Dios es perfecto y que con la gracia del Todopoderoso llegará al Béisbol Supremo.

En su proceso, según el concepto de muchos scouts, va hacia la perfección y puede ser el próximo Grandes Ligas de Colombia. Fue firmado en el 2015 por el scout Hamilton Sarabia a los Rangers de Texas, organización en la que se mantuvo durante dos años. Luego, en noviembre de 2017 aterrizó en los Yanquis de Nueva York y de ahí fue traspasado a los Rojos de Cincinnati.

Sorteando todos obstáculos, ha seguido trabajando duro en busca de sus sueños.

Reyver es de los pocos prospectos que se dan el lujo de haber jugado en la pelota puertorriqueña, más exactamente en los Indios de Mayagüez. “Me fue excelente, todos quedaron contentos con mi trabajo”.

Está en clasificación Doble A, como quien dice, a las puertas de llegar a Grandes Ligas. La pandemia del COVID-19 ha permitido su ascenso, ya que todo el Béisbol de Organizado está paralizado; pero su potente brazo zurdo, que ya sobrepasa las 94 millas, se acondiciona en Cartagena para estar listo al llamado, cuando termine esta horrible pesadilla llamada coronavirus.

¿Cómo se dio su traspaso a Cincinnati?

- Fue algo inesperado cuando me cambiaron a los Rojos de Cincinnati. No pensé que estaría con Yanquis solo un año, así que no me esperaba ese cambio a Cincinnati; pero estoy feliz, Dios me tiene algo guardado.
Antes de la pandemia, ¿qué hacía?

- Esto también ha sido algo inesperado para todos nosotros que estamos en las categorías menores luchando por un sueño. Yo me encontraba en Arizona, en el spring training. Estuve allá desde el 15 de febrero hasta el 16 de marzo. Ha sido un duro golpe.
¿Usted en qué clasificación está como mejor prospecto?

- Este año estoy ubicado de número 30. Esto para mí es maravilloso porque son muchos los talentos que hay en las ligas menores con ilusión de subir a Grandes Ligas.

¿Podemos ilusionarnos con su llega a Grandes Ligas?

- Pues sí, eso es algo que se está esperando y con el favor de Dios no será muy lejos
¿Cuál es su mejor lanzamiento?

- La recta. Y no es porque tenga una súper velocidad, si no porque es el lanzamiento que más puedo controlar y pongo la bola donde quiera en el plato. Estoy trabajando también en otros lanzamientos quebrados, que me pueden ayudar mucho.

¿Cuál es su fortaleza?
- Una de mis fortalezas es la confianza que me tengo a mí mismo a la hora de estar lanzando en un juego. Uno debe ser una persona con fe y confianza.

¿Su debilidad?

- No tengo debilidad.

¿Cómo cataloga su actuación en las ligas menores?

- Gracias a Dios, he tenido buenas temporadas en ligas menores. Creo que por eso estoy en Doble A con la ilusión de hacer realidad mi sueño.

¿Su ídolo?

- De los lanzadores que están ahora mismo en Grandes Ligas, mi ídolo es José Quintana.

¿Qué le pide a Dios?

- Que haga realidad mi sueño, que es el de todo beisbolista, llegar a Grandes Ligas y lograr mantenerme por muchos años jugando sano y saludable.

¿Cómo llegó al béisbol?

- Mi papá también jugó este deporte. Lo llevo en la sangre, y de allí me fui por ese camino. Empecé a jugar desde los 5 años.
¿A quiénes le debe su gran progreso que lo tiene a las puertas de ser el primer pelotero nacido en Marialabaja en llegar a Grandes Ligas?

- En realidad fueron muchas las personas que me ayudaron para lograr lo poco que he logrado. Gracias también a las tres organizaciones con las que he jugado y al scout Hamilton Sarabia, quien me ayudó mucho.
Un mensaje a los niños que sueñan con llegar a Grandes Ligas...

- A los niños solo les puedo decir que sigan para adelante, que sigan soñando y que nunca se rindan, que persigan esos sueños para ser alguien en la vida y ayudar a los padres.

Ficha técnica
Nació: 15 de abril de 1996, en Marialabaja.
Estatura: 1 metro con 85 centímetros.
Calza: 43.
Peso: 165 libras.
Padres: José Sanmartín y Claudia Patricia Zúñiga.
Estudios: Bachiller del colegio Militar Almirante Colón.
Hobby: Jugar béisbol.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Deportes

DE INTERÉS