Deportes


Tottenham, con Bale en la grada, cede un empate ante el Newcastle, en la Liga Premier

Tras el empate 1-1 del Tottehnham, el técnico José Mourinho, muy enojado, dijo que "prefiero regalar dinero a la caridad que a la FA".

EFE

27 de septiembre de 2020 12:51 PM

Tottenham, ante la mirada desde la grada del galés Gareth Bale, que ha llegado al conjunto del luso Jose Mourinho cedido por el Real Madrid, cedió un empate ante el Newcastle (1-1), que igualó el encuentro gracias a un penalti en el periodo de prolongación.

Parecía que el conjunto londinense tenía en su mano su segunda victoria seguida gracias a un tanto del brasileño Lucas Moura (m.25), que remachó una nueva asistencia del goleador Harry Kane, que ha comenzado esta campaña con los papeles cambiados y está brillando como gran pasador.

Pero no remachó el triunfo el cuadro de Jose Mourinho y las 'urracas', gracias a una pena máxima decretada por el colegiado tras acudir al VAR que materializó Callum Wilson, arañaron un punto muy valioso.

Gareth Bale, que llegó al Tottenham lesionado en una rodilla, fue una de las bajas que tuvo Mourinho, mientras que el lateral zurdo internacional español Sergio Reguilón, traspasado por el Real Madrid, formó parte de la convocatoria pero aún no tuvo la opción de debutar con su nueva camiseta.

El conjunto londinense se sitúa con este empate en la mitad de la tabla con cuatro puntos, a cinco de la cabeza que de momento ocupa el Everton del italiano Carlo Ancelotti y el colombiano James Rodríguez.

LO QUE DIJO MOURINHO

El portugués Jose Mourinho, entrenador del Tottenham, indicó que prefería no opinar sobre el penalti en la prolongación que le impidió ganar al Newcastle para que no le sancionasen y tener que pagar a la Federación (FA).

"Prefiero darle dinero a asociaciones de caridad que a la Federación luego de que me sancionen, entonces no daré mi opinión", indicó tras el encuentro a Sky Sports.

El Tottenham cedió un empate a uno ante las 'urracas' en un encuentro en el que estas igualaron a los 97 minutos, con un penalti decretado por el colegiado tras visionar el vídeo y entender que había existido mano de Eric Dier tras un remate de Andy Carroll.

"Amo este club, pero ahora noto la diferencia entre grandes clubes que tienen historia y otros", comentó Mourinho, quien aseguró que su equipo hizo "un fantástico partido", en el que al descanso ya mereció ir ganando por tres o cuatro goles.

"No puedo pedir más de los jugadores. Su portero estuvo fenomenal. El equipo jugó muy, muy bien. Fue un partido completo ofensiva y defensivamente. Creamos muchas ocasiones. Estoy muy contento con la actuación", afirmó Mourinho, quien tampoco quiso mandar ningún mensaje a la International Board, organismo encargado de la revisión de las reglas del juego.