Económica


Las propuestas de Camacol para reactivar la economía

Camacol considera que la reactivación del sector de la construcción es una oportunidad para el empleo, la economía y el desarrollo urbano formal del país.

EL UNIVERSAL

10 de julio de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

10 de julio de 2020 12:00 AM

La construcción de 500 mil viviendas urbanas, que generarían 300 mil nuevos puestos de trabajo directos y otros 420 mil indirectos en la cadena de valor, entre 2020 y 2022, son dos de las metas del Plan de Reactivación Económica que Camacol le propone al país.

Esas metas representarían inversiones equivalentes a 12 puntos del PIB, señaló la presidenta Ejecutiva de ese gremio Sandra Forero.

La propuesta de Camacol está contenida en un documento de 10 iniciativas presentado ayer en rueda de prensa virtual a los medios de comunicación del país y que para su cumplimiento se “requieren acciones que impulsen todos los segmentos de vivienda, aumenten la oferta de proyectos residenciales y no residenciales, y creen condiciones regulatorias óptimas”, dijo la dirigente gremial.

La construcción de esas unidades de viviendas formales, también van acompañadas del desarrollo de 12 millones de m2 en proyectos no residenciales.

Bajo la línea de impulsar todos los segmentos de vivienda se propone garantizar la suficiencia de subsidios para los programas de VIS, crear un instrumento para incentivar la compra de vivienda nueva del segmento medio y fortalecer el acceso al crédito hipotecario o leasing habitacional, precisó la dirigente.

En materia de la oferta de proyectos de vivienda y no residenciales, se propone incorporar suelo urbanizable de acuerdo con las prioridades y prospectiva de desarrollo urbano y necesidades de vivienda, establecer un modelo de gerencia proyectos urbanísticos estratégicos de gran escala, promover la inversión en infraestructura urbana y equipamientos, impulsar proyectos de vivienda exclusivos para renta y fortalecer la construcción obra pública de edificaciones institucionales.

A nivel regulatorio, es fundamental garantizar la operación de las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos – ORIPS -e implementar una estrategia simplificación radical de trámites, agregó Forero.

Las propuestas
1. Incorporar suelo urbanizable de acuerdo con las prioridades y perspectivas de desarrollo urbano y necesidades de vivienda.
2 . Establecer un modelo de gerencia de proyectos urbanísticos estratégicos.
3. Fortalecer la construcción de obra pública de edificaciones institucionales a través de pliego tipo para incentivar mayor competencia en los procesos y agilizar la contratación y construcción.
4. Promover la inversión en infraestructura urbana y equipamientos.
5. Promover proyectos de vivienda exclusivos para renta, que incluya un plan de negocios, marco de incentivos para promover la inversión y ajustes del marco legal y regulatorio. (El 44% de los hogares en Colombia vive en arriendo).
6. Garantizar la suficiencia de subsidios para los programas VIS.
7. Crear un instrumento para incentivar la compra de vivienda nueva del segmento medio. (60 mil viviendas nuevas por año con inversiones por 15 billones de pesos).
8. Fortalecer el acceso al crédito hipotecario o leasing habitacional mediante garantías crediticias del Fondo Nacional de Garantías.
9. Garantizar la operación de las Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos. (Mensualmente se entregan 15 mil viviendas nuevas en el país y a la fecha está represada la entrega de 20 mil unidades).
10. Implementar una estrategia para simplificar trámites (ambientales, planes parciales y habilitación de suelo, servicios públicos domiciliarios; y entrega de zonas de cesión y espacio público). Son cerca de 50 los trámites en su proceso urbanístico y de construcción. Estas demoras cuestan unos 2,5 billones de pesos anuales, dijo Camacol.