Económica


Las propuestas del sector turístico para afrontar la crisis

En manos del presidente Iván Duque quedó una misiva con las preocupaciones y eventuales soluciones para el sector turístico nacional.

Once gremios del sector turístico nacional, le presentaron al presidente Iván Duque 8 propuestas para mitigar la situación de este sector empresarial, que se ha visto agravada por la emergencia que ha generado el COVID-19.

Aplazamiento de obligaciones fiscales, agilización en la devolución del IVA, situaciones laborales (subsidios), aplazamientos de créditos existentes, líneas de créditos especiales para aerolíneas, la posibilidad de que algunas empresas puedan acceder a los beneficios del Fondo de Mitigación de Emergencias-FOME; y la congelación de arriendos resumen las peticiones de estas agremiaciones.

La misiva es suscrita por Acodres, Acolap, Acoltes, Acotur, Aditt, Fedec, Anato, Asobares, Astiempo, Iata y Cotelco. A continuación detalles de las propuestas:

Aplazamiento de las obligaciones fiscales: la propuesta es llevarlas hacia el final del año. Si bien el decreto 401 que ajustó el calendario tributario, aplazó el pago del impuesto de renta, la nueva fecha no consulta la realidad del sector, que en los meses de junio y julio apenas estarían volviendo a la normalidad – que es lo que quisiéramos creer- sin la disponibilidad de caja suficiente para asumir la segunda cuota de este impuesto. Este pago debería trasladarse entonces al mes de septiembre y el correspondiente al mes de agosto, al mes de noviembre. Igual solicitud deseamos hacer frente al impuesto al valor agregado, cuyo pago del segundo bimestre quedó contemplado para el 30 de junio. En este mismo sentido debería postergarse al mes de agosto ajustando los pagos de los bimestres restantes a partir de ese mes. En igual forma retrasar el pago del primer abono del impuesto al patrimonio. De igual manera los pagos del impuesto simple deberían aplazarse para el segundo semestre a partir del mes de agosto.

Aplazamiento de obligaciones fiscales

de índole regional: así como los empresarios no tendrán liquidez para atender las obligaciones fiscales de la nación, tampoco podrán hacer frente a los pagos de los impuestos locales como ICA, Predial y Valorización. Se solicita que también el pago de estos impuestos se aplace para el segundo semestre, a partir del mes de agosto.

Devoluciones de IVA: se solicita que la Dian agilice las devoluciones de IVA que los empresarios tienen a su favor y que les ayudaría a solventar los problemas de liquidez.

Situación laboral: los empresarios no tienen la solvencia necesaria para mantener el pago de salarios por varios meses sin recibir ingresos. No pueden adicionalmente contraer obligaciones para pagar salarios. La única alternativa, después de pagar compensatorios, aprobar o adelantar vacaciones, corresponde a suspender los contratos, lo cual permitirá mantener el contrato laboral vigente con el pago de las respectivas prestaciones sociales.

¿Por qué no pensar entonces en un subsidio, similar al de desempleo que se otorga al cesante a través de las cajas de compensación familiar, que les permita a esos trabajadores, cuyo contrato sea suspendido, mantener un mínimo vital mientras se reincorporan a sus labores?

Aplazamiento del pago de créditos bancarios: algunos bancos están otorgando facilidades para refinanciar los créditos concedidos a los empresarios, pero no corresponden a la totalidad de bancos en el sector financiero ni a las mismas condiciones. Solicitan que por disposición del Gobierno los bancos congelen el pago de créditos e intereses por seis meses, a partir de los cuales se reanuden los pagos sin que esto implique una refinanciación ni cobro de intereses de mora y sin que la suspensión implique el reporte a centrales de riesgo.

Crédito para aerolíneas: el Gobierno ha destinado recursos de Bancóldex para atender las necesidades de financiamiento de las empresas, con períodos de gracia de seis meses. No obstante, el monto de los créditos requeridos por las aerolíneas para superar esta crisis es muy alto y no existirían recursos para atender esta necesidad. Por lo tanto, se solicita que el Gobierno busque la forma de vincular al proceso a entidades financieras multilaterales como el Banco Mundial u otras de similar envergadura para que concedan créditos a las aerolíneas con el respaldo del Gobierno.

Operaciones cerradas: se pide que algunas empresas puedan acceder a los beneficios planteados en Decreto 444 de 2020, que crea el Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME) pero se hace de URGENCIA MANIFIESTA, que el Ministerio de Hacienda determine cuanto antes los procedimientos y reglamentos para que cada de las empresas, puedan recibir estos beneficios.

La congelación de arriendos: gran parte de los afiliados a los gremios firmantes de la misiva pagan arriendos comerciales y, ante la suspensión ordenada de actividades de bares y restaurantes su productividad es cero, lo que les deja en una situación de imposibilidad de pago.