Económica


Alquería y Parmalat en disputa por registro de “superlitro”

La compañía Parmalat de Colombia Ltda., no logró el registro de la marca “Superlitro” en sus productos lácteos, debido a la oposición presentada por la firma Productos Naturales de la Sabana S.A. - La Alquería S.A. La decisión fue tomada por la Dirección de Signos Distintivos en primera instancia mediante la resolución 20840 de 2011, allí se estableció que el signo solicitado no contaba con los suficientes rangos distintivos para concedérsele el registro y poder coexistir en el mercado con la marca “Megalitro”.
ANTECEDENTES
Parmalat solicitó ante la Superintendencia de Industria y Comercio en septiembre de 2008 el registro de la marca mixta “Superlitro” para distinguir los productos comprendidos en la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza, correspondientes a “carne, pescado, aves y caza; extractos de carne, frutas y legumbres en conserva, secas y cocidas; jaleas, mermeladas, compotas; huevos, leche y productos lácteos; aceites y grasas comestibles”. Dicha solicitud fue respondida por la sociedad La Alquería, quien argumentó que existe una cierta similitud con la marca registrada “Megalitro”, junto a ello, los productos que se quieren registrar son los mismos que se protegen mediante el signo antes descrito.  Esto hace que lo solicitud no pueda ser aceptada por parte de la Superindustria.
Mediante la resolución 7788 de 2011, la entidad indicó que el elemento predominante en la marca solicita es “Superlitro” la cual es utilizada para demostrar una de las cualidades de los productos.
Así las cosas, la entidad señaló que Parmalat mediante la marca, pretende “el monopolio de conceptos libremente utilizados por los empresarios, sin contener elementos que le otorguen suficiente distintividad”. Con ello se decidió negar el registro.
Sin embargo, dicha decisión no fue aceptada por Parmalat, lo que la llevo a interponer el recurso de reposición sosteniendo que la expresión “Superlitro”, “se incluye dentro de la etiqueta para indicar su ubicación, pero no para apropiarse de ella”, tal cual lo señaló la entidad. Además se dijo que el signo no es un intento por monopolizar la expresión que se reconoce como usual para indicar adición de contenido”. Esto, según la compañía hace que la marca contenga todos los elementos necesarios para poder ser registrada.
Así las cosas, la tarea del Dirección de Signos Distintivos, se centró en determinar si a la luz de la jurisprudencia y doctrina, la marca mixta “Superlitro” cumplía con los requisitos establecidos en la Decisión 486 de la Comunidad Andina de Naciones, norma que indica los fundamentos de registrabilidad. Lo primero que señaló la entidad fue que el signo solicitado es descriptivo y laudatorio respecto de los productos que quiere identificar.
Es decir que “Superlitro”, sirve para describir “un extra o adicional de contenido de la medida tradicional del litro de leche” indicó la Dirección, así mismo el consumidor al apreciarla no realiza un mayor esfuerzo para entender el producto ofrecido y su carácter especial.
Frente al argumento de Parmalat que sostenía que el objeto del registro era reivindicar el color y las formas, más no la expresión, la entidad dijo que este no era a lugar, ya que la palabra hace parte del conjunto marcario y como tal debe ser considerado como mixta, a su vez no tiene elementos que generen distintividad, puesto que “Superlitro” está acompañada con la caída de leche, hecho que no genera ninguna particularidad en el producto. Esto quiere decir que los elementos que se querían registrar son nominativos, lo que indica que no son susceptibles de apropiarse.
Por lo tanto la Dirección decidió confirmar la decisión, y remitir el proceso a la Delegatura de Propiedad Industrial de la SIC, entidad que  será la encargada de dar la última  palabra en la vía gubernativa.
PÁNEL DE CONTROL
PARMALAT
Según la compañía, la expresión “Superlitro” se incluye dentro de la etiqueta para indicar su ubicación, más no para apropiarse de ella. Así mismo dijo que siendo un competidor del mercado, entiende que la frase indica extra contenido y que por lo cual es inapropiable, lo que no ocurre con su ubicación. Es decir que la finalidad de la solicitud fue adquirir la exclusividad del conjunto marcario, que se compone por dicha expresión la caída de leche en uno de los costados.
ALQUERÍA
La sociedad cuenta con el registro de la marca nominativa “Megalitro” para los productos de la clase 29; 30 y 31 de la clasificación Internacional de Niza que corresponde a jalea, mermelada productos lácteos, entre otros. La similitud con el signo solicitado fue uno de los fundamentos que tuvo en cuenta la Superindustria para negar el registro, sumado a ello la generalidad de la expresión “Superlitro” hizo que se estableciera un posible monopolio en caso de concederse.

  NOTICIAS RECOMENDADAS