Aumento del salario mínimo no ayuda a los más pobres

15 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una investigación publicada por el Banco de la República concluyó que el aumento del Salario Mínimo Legal (SML) en un 10 por ciento no representaría un beneficio a la población con menores recursos. Con base en el comportamiento de la economía en 2006 y los datos de empleo del Dane en dicho periodo, los resultados sugieren que este incremento en el mínimo que reciben cerca de tres millones de trabajadores, ocasiona un aumento de 1,44 por ciento sobre el Índice de Precios al Consumidor, lo cual se reflejaría en una pérdida neta para los hogares de 0,73 por ciento. “Este ejercicio muestra que una alta proporción de los hogares más pobres no recibe ningún beneficio de los incrementos del SML, aunque todos los hogares afrontan los costos que éste genera vía incrementos en los precios de los bienes y servicios”, aseguró el investigador del Banco de la República, Christian Posso. El efecto inflacionario de un incremento del SML se calcula en 1,44 por ciento para el total nacional, mientras que para los hogares de ingreso bajo sería de 1,38 por ciento, 1,44 por ciento para los hogares de ingreso medio y 1,58 por ciento para las familias de ingreso alto. Los bienes que mayor impacto tuvieron sobre la variación final del índice de precios en el escenario planteado en la investigación fueron la comida por fuera del hogar, los servicios domésticos, los productos agrícolas, las prendas de vestir, los productos de aseo y medicamentos, los servicios de transporte terrestre, la carne y los productos del mar, entre otros. El informe evidencia que a nivel agregado no tiene ningún efecto sobre la desigualdad y la situación de pobreza de los hogares, como lo afirma la literatura sobre este aspecto. REACCIONES Los empresarios del país coinciden en afirmar que para poder disminuir la pobreza e incrementar la vinculación de nueva mano de obra, antes de aumentar el salario se deben reducir los costos de la nómina. “La prioridad en materia laboral en Colombia debe ser bajar los costos adicionales a la nómina, esa una discusión que hay que dar y que se debe aplicar para poder flexibilizar el empleo y generar nuevos puestos de trabajo. Una vez realizado esto se podría realizar un aumento en los salarios”, dijo el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero. El director del Centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingenieros, Eduardo Sarmiento, indicó que el autor del informe para el Banco de la República no tuvo en cuenta en su análisis que el aumento del 10 por ciento no presionaría al alza la inflación y por el contrario ayudaría a impulsar el crecimiento de la economía. “Un aumento del mínimo tendría un impacto muy grande en el bienestar de los trabajadores porque les implica tener un ingreso más alto, que aplicado en unos tres años les aumentaría el ingresos una tercera parte, lo cual dinamizaría la economía”, agregó Sarmiento. Frente al temor de que se incrementen los costos para las empresas, el docente sostiene que esto se podría solucionar con estímulos fiscales para las que generen nuevos empleos. “Ese estímulos se puede hacer con exenciones tributarias o con subsidios como los de Agro Ingreso Seguro, pero a nivel laboral, donde se beneficiarían más colombianos”, dijo Eduardo Sarmiento. Las centrales obreras también cuestionaron el informe de Posso Suárez, e indicaron que los efectos de un menor salario son peores, ya que la canasta familiar se acerca al doble de lo que está un SML actualmente, según Tarcisio Mora, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores. PROPUESTAS Para reducir el desempleo en Colombia, el más alto en Latinoamérica, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) propone que los menores de 25 años reciban sólo el 75 por ciento del salario mínimo. “Dada la situación actual del país, diferenciar por actividad y por edad ayudaría a mejorar las condiciones del mercado laboral, ya que las personas más jóvenes tienden a ser menos productivas, especialmente cuando aún no concluyen sus estudios. Adicionalmente, se recomienda diferenciar por actividad para tomar en cuenta que las discrepancias en productividad por sector son importantes”, afirmó el presidente del CPC, Hernando José Gómez. El Departamento Nacional de Planeación presentó hace pocos meses una propuesta para que el salario mínimo tenga un valor específico por regiones. El principal argumento del DNP esta propuesta es que el ingreso per capita de ciudades como Bogotá, Medellín, son muy diferentes a las de Puerto Asís, Quibdó y Leticia entre otras. PROPONEN PAGAR POR HORA LABORADA La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) afirmó que una opción para flexibilizar el mercado laboral colombiano estaría en aplicar el concepto de salario por hora laborada. “Esto ayudaría a reducir la persistencia de las tasas de desempleo urbano a niveles del 15 por ciento, como las que se han presentado recientemente”, dijo el presidente de Anif, Sergio Clavijo. Este tipo de contratos son ampliamente utilizados en las economías desarrolladas, precisamente por que otorgan flexibilidad en la utilización de la mano de obra. “Aprovechando que el pago por hora es flexible y no indexado, el mercado laboral tendría una opción para acoplarse al ciclo”, añadió Clavijo.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS