Económica


Agua potable para Tierrabomba y parte final de Barú

Llevar agua potable a Tierrabomba y Barú, una de las prioridades de Acuacar en 2021. El año pasado 7.500 nuevas familias accedieron al servicio de acueducto.

EL UNIVERSAL

27 de marzo de 2021 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

27 de marzo de 2021 12:00 AM

Entre los proyectos emblemáticos de Aguas de Cartagena para el 2021 está el avanzar en las fases previas de los estudios y diseños para llevar el servicio de agua potable a la zona insular de la ciudad: Tierrabomba y la parte final de Barú.

Así lo confirmó ayer, al término de la Asamblea de Accionistas de esa empresa, su gerente General, Jesús García.

“En la zona insular queremos avanzar este año. Para Tierrabomba queremos tener este año los proyectos definitivos que incluirán una tubería submarina y todas las redes que dentro de la isla sean necesarias. Se adelantan las Batimetrías y estudios en el fondo marino y para Barú queremos relanzar el proyecto este año para instalar la conducción que llevará el agua hasta el corregimiento de Barú, al final de la isla”, explicó el ejecutivo de Acuacar.

Por lo pronto, la empresa sigue instalando conducciones de agua potable de gran diámetro que permitirán conectar la nueva planta de tratamiento El Cerro, cerca de Pasacaballos, con más sectores de la ciudad. Son obras de gran diámetro, que son el seguimiento del Plan Maestro. Dijo que la segunda etapa de esta planta esperará unos años más, pero la primera etapa, ya en servicio, tiene una capacidad de 52 mil metros cúbicos/día. Esa planta está produciendo hoy alrededor de 18 mil m3/día, lo que indica que hay capacidad de aumentar la producción en esta etapa hasta llegar a los 52 mil m3, que será el momento para construir el segundo módulo, de cuatro en total.

García también destacó la puesta en marcha del parque solar fotovoltaico que se construye en la zona del canal del Dique, en asocio con Surtigás, que permitirá eliminar 8 mil toneladas de CO de emisiones indeseables de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Igualmente, dentro de la ciudad está el desdoblamiento de la Ebar El Oro, para evitar cualquier tipo de vertido en el Caño Juan Angola.

BALANCE FINANCIERO

En el 2020 las utilidades de la empresa fueron 28 mil millones de pesos. La Asamblea de Accionistas ha decretado que se repartirá el 70% de las utilidades, quedando un 30% para fortalecer los estados financieros de la compañía.

“El año 2020 lo consideramos como muy exitoso y así se ha mostrado hoy (ayer) en la Asamblea. Exitosos en el sentido en que las prioridades que nos establecimos al principio de la pandemia, como son el cuidado de las personas y el suministro de agua en la ciudad, para que no faltara, se cumplieron ampliamente. En el 2020 el servicio le llegó a todas las familias cartageneras....”, destacó.

“En general el desempeño económico de la compañía sigue siendo bueno, pero estamos afrontando una situación de impagos por parte de algunas familias cartageneras, seguramente motivado por la situación económico, la crisis de empleo, que ha reducido notablemente el porcentaje de cobro y so hace que tengamos que ser más eficientes y por ello este año, el reparto de utilidades decretadas, una parte de ellas no se abonará a los accionistas sino que harán parte de las reservas de la empresa para fortalecer los estados financieros de la misma. Fue un año de grandes éxitos para la compañía, resaltamos la celebración del 25 aniversario, la puesta en marcha de la planta El Cerro o el Certificado ISO 37001 conseguido el año pasado, pero también un año no exento de muchas dificultades y este 2021 que también encaramos con mucho ánimo y optimismo, pero también con muchos retos y dificultades por delante”, remarcó García.

LOS IMPAGOS

Al ampliar sobre la situación de los impagos o usuarios morosos, dijo que “normalmente Aguas de Cartagena tenía porcentajes de cobro muy altos, superiores al 95%, en estos meses de pandemia estamos llegando a porcentajes del 80 u 85%, que son aceptables, pero que entendemos que debe ser una situación transitoria y la compañía está ofertando continuamente opciones de pago, convenios y apoyos a las familias más desfavorecidas, a fin de que se regularicen. Esos impagos podrían representar unos 10 mil millones de pesos”, concluyó.