Económica


$2,8 billones, la inversión de Colombia en proyectos de irrigación a 2022

Hoy en el país solo hay una cobertura del 6% de áreas sujetas a irrigación; mientras que el país más avanzado de la región en este campo (México) alcanza un porcentaje del 66%.

Colombia le apuesta a aumentar a un 10% la cobertura de hectáreas sujetas a irrigación, para recortar el rezago que presenta el país en este sector, frente a otros países de Latinoamérica, anunció el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón.

Esa meta está incluida en el Plan Nacional de Riego 2018-2022 que espera alcanzar 60.269 hectáreas con riego, producción y empleo. Esta iniciativa tiene como objetivo “mejorar la productividad agropecuaria mediante la planificación priorizada de la inversión en riego tecnificado”, expresó el ministro.

El plan contempla inversiones por más de $2,87 billones a 2022.

A la fecha, Colombia apenas cuenta con una cobertura de 6% de las hectáreas sujetas de irrigación, manteniendo un rezago considerable frente a países como México (66%), Chile (44%) y Perú (40%).
De los 40,1 millones de hectáreas de frontera agrícola, el país tiene un potencial de 18,5 millones de hectáreas para adecuar a través de irrigación. Sin embargo, solo 1,1 millones son efectivamente irrigadas, recordó el Ministerio de Agricultura.

“La apuesta es que este plan siente las bases no solo a 2022, sino a 2038, con el fin de alcanzar una cobertura del 10% con 744.000 hectáreas adicionales irrigadas”, agregó Valencia Pinzón.

REHABILITACIÓN

Otra de las apuestas que mencionó el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural es el inicio del proceso de rehabilitación, complementación y conservación en 21 distritos de adecuación de tierras (riego y drenaje). Ya se realizó la contratación para la identificación de 17 proyectos de adecuación de tierras que equivalen a más de 5.000 hectáreas.

Desde el comienzo de este Gobierno, el Ministerio ha anunciado que se recuperarán y pondrán en marcha tres grandes distritos de riego que tiene el país: Ranchería en La Guajira. El Triángulo del Tolima, y Tesalia Paicol, en el Huila.

En todos estos objetivos, el Ministerio contempla trabajar con alianzas público privadas para que los distritos de riego sean más productivos y ganar más cobertura en irrigación. "La idea es que le sector privado pueda participar en la construcción y mantenimiento de infraestructura para riego y drenaje", explicó el jefe de la cartera agropecuaria.

Uno de los factores que nos permitirán en el agro mejorar la productividad, la rentabilidad y ser competitivos es generar fuentes de agua a para las actividades agrícolas y manejar el tema de las inundaciones; por ello, en el PND se contemplan avanzar en este tema.

A manera de ejemplo, el ministro Valencia Pinzón, explicó que el arroz en el Tolima con irrigación tiene unas productividades de siete toneladas por hectárea, mientras que en Casanare y Meta, donde no hay irrigación la productividad es de cuatro toneladas por h. Lo mismo puede suceder con aguacate, palma de aceite, caña panelera y café, entre otros.

"Así pues, en la medida en que haya más irrigación aumentamos la productividad. Esto permitirá al país ser más competitivo en el sector rural", concluyó el ministro.