Económica


¿Cómo reaccionaron gremios y sindicatos frente al aumento del salario mínimo?

Este es el gobierno que más ha aumentado en términos reales el salario mínimo desde 1985: Mintrabajo.

EL UNIVERSAL

30 de diciembre de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

30 de diciembre de 2020 12:00 AM

Treinta mil 723 pesos, equivalentes a un 3,5%, es el incremento que el presidente Iván Duque decretó en las últimas horas para el salario mínimo de más de 10 millones de colombianos.

Así las cosas el nuevo salario mínimo quedó fijado en 908.526 pesos y el auxilio de transporte se estableció en 106.454 pesos. Esas dos cifras suman 1.014.980 pesos.

Hasta el 31 de diciembre de este año el salario mínimo en Colombia equivale a 877.803 pesos y el auxilio de transporte de 102.854 pesos.

La decisión del jefe de Estado se tomó luego que, tras siete sesiones virtuales y de una permanente de diálogo tripartito de los miembros de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, no se lograra un consenso sobre el incremento del salario mínimo.

Las negociaciones empezaron con una propuesta de los representantes de los trabajadores de un incremento salarial cercano al 14% y de los empresarios del 2%. La pronunciada diferencia entre las partes no logró llegar a una aproximación. Los empleadores solo aumentaron su propuesta en 2,7% y las centrales obreras, en representación de los trabajadores, aspiraban a un salario mínimo de un millón de pesos, más un auxilio de transporte de $120 mil.

REACCIONES

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, en mensaje enviado a los medios señaló: “Con un año tan complicado para la economía colombiana, con crecimiento negativo, con la inflación del 1,5% y la productividad negativa, el incremento del salario mínimo fue ponderado y generoso. Permite aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores, porque es más de dos veces la inflación y permite a los empresarios controlar los costos para poder recuperar el empleo perdido y generar nuevas plazas de trabajo”.

A su turno, el presidente ejecutivo de la Andi, Bruce Mac Master, escribió en su cuenta de Twitter: “el incremento de salario mínimo de 3,5% permite aumentar en términos reales la remuneración de los trabajadores al tiempo que cuida los objetivos de generación de empleo que son prioritarios hoy en el país. La inflación a noviembre era de 1,49%”.

Lo que sube con el mínimo

El porcentaje de incremento del salario mínimo se usa para incrementar las tarifas de sanciones, peajes y servicios de grúa, por ejemplo.

Comparendos de Tránsito: según contempla el Artículo 131 del Código Nacional de Tránsito Terrestre, la multa más económica es de cuatro salarios mínimos legales diarios vigentes (Smldv), y la más alta es de 45 Smldv.

Tarifas de patios: la tarifa de patios también se incrementaría con el nuevo salario mínimo. Si se hace la cuenta con las tarifas para 2020 de la Secretaría Distrital de Movilidad de Bogotá: la tarifa más baja por solo un día, que era de $3.900, quedaría en $4.036 para 2021 y la más alta de $233.300, para vehículos pesados, quedaría en $241.465.Cuotas moderadoras de las EPS: en el caso de las cuotas moderadoras de las EPS, según contempla el Acuerdo 260 de 2004, publicado por en el sitio web del Ministerio de Salud, estas se aplicarían de acuerdo al salario mínimo diario vigente así:“Para afiliados cuyo ingreso base de cotización sea menor a dos (2) salarios mínimos legales mensuales vigentes, el 11,7 % de un salario mínimo diario legal vigente . Para afiliados cuyo ingreso base de cotización esté entre dos (2) y cinco (5) salarios mínimos, el 46,1 % de un salario mínimo diario legal vigente”.

Peajes: para este rubro algunos peajes podrían subir con el porcentaje del salario mínimo, pero otros con la inflación. (Colprensa).

Voz sindical

La Confederación General del Trabajo (CGT- Seccional Bolívar), al igual que el conjunto de las centrales obreras, expresaron su inconformidad y calificaron de “insuficiente e injusto” el reajuste del salario mínimo en Colombia, que “profundiza aún más la pobreza de nuestras gentes y en particular de los trabajadores colombianos”.

“Teníamos mayores expectativas de que el Gobierno en esta oportunidad tuviera la posibilidad real de hacer un incremento acorde con la situación que se está viviendo, pero vemos todo lo contrario. Por lo tanto nos ubica como uno de los países más desiguales, más injustos y la prueba está en que países con un nivel desarrollo menor o igual al nuestro, tienen salarios mínimos por encima, con mayor capacidad de compra”, señaló Antonio Cantillo Bustillo, presidente de la CGT- Bolívar.