Económica


Concesión de Alumbrado Público envía SOS a la Alcaldía de Cartagena

Según el representante del consorcio, debido a los bajos recaudos, la concesión se encuentra con dificultades hasta para pagar la nómina de sus trabajadores.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

01 de mayo de 2020 12:00 AM

La Concesión de Alumbrado Público de Cartagena, a través de su representante Raymundo Pereira, envió una misiva al alcalde William Dau con el fin de concertar una reunión en la que se puedan definir temas relacionados con la financiación del alumbrado, el cual en estos momentos dada la coyuntura de la pandemia también atraviesa un momento difícil a nivel económico.

Según informó Raymundo Pereira, representante legal del consorcio, desde inicios de este año se tenía pensado instalar una mesa de trabajo con la Secretaría General para redefinir los costos de operación y mantenimiento, que en 2019 se establecieron en 430 millones de pesos mensuales, sin embargo de acuerdo a lo que plantean, este monto resulta ser insuficiente para cubrir todas las obligaciones que tienen.

Tras la llegada de la pandemia, el proceso naturalmente suspendió y hasta el momento, siguen esperando respuesta de la Alcaldía para poder concretar ese asunto.

El Decreto 513

A esta situación que desde antes preocupaba al consorcio, se suma la emisión del Decreto 513 de 2020 emitido por presidencia, en el cual se modifica la fuente de pago del alumbrado público, de tal manera que ahora corresponde a los entes territoriales (en el caso de Cartagena a la concesión) hacerse cargo económico de este servicio.

El mismo decreto contempla que el Distrito puede remitirse al Fondo Nacional de Regalías para cubrir este gasto, sin embargo según cuenta Pereira, en la Fiduciaria de Occidente se encuentran depósitos por encima de $2 mil millones del recaudo de los meses de enero y febrero, los cuales podrían ser usados a disposición del alcalde siempre y cuando él lo autorice, por lo que pide urgentemente que se realice una reunión para tratar el tema.

“El recaudo del impuesto de alumbrado público para el período del mes de marzo, inferimos que por causa de la crisis económica que padecemos todos, fue extremadamente bajo. Participamos del criterio que no debió facturarse, o facturarse proporcionalmente, o, conocer, de Electricaribe S.A ESP, cómo y desde cuándo, empezará a aplicar el Decreto 513 para que el despacho conozca con cuánto cuenta para que nosotros continuemos con la prestación del servicio de alumbrado público” explica Pereira en la misiva.

En estos momentos, dada la situación, afirma que el consorcio tampoco tiene para pagar la nómina de los 30 operarios que hacen parte de él y que se encuentra sin posibilidades de cumplir todas sus obligaciones en administración, operación y mantenimiento del alumbrado público, por lo que hace un llamado a la Alcaldía a concertar una reunión para evitar que haya fallas en el servicio.