Debate por el salario mínimo inicia con ligero aumento en cifra de desempleo

30 de octubre de 2017 01:59 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A un poco más de un mes de comenzar con la negociación tripartita, que tiene por objetivo definir el ajuste del salario mínimo para 2018, la posibilidad de un consenso entre las partes tiende a desaparecer. No por falta de voluntad, sino por la tasa de desempleo, que con una cifra de 9,2% se acercó en septiembre 0,1 puntos porcentuales a los dos dígitos. Ese límite es no de los escenarios más temidos por analistas y sindicatos para llevar a cabo la discusión.

Recientemente, investigadores del Banco de la República citaron en la publicación ‘Informalidad laboral y elementos para un salario mínimo diferencial por regiones en Colombia’ que el salario mínimo determina el desempleo estructural. Una variable que en Colombia se acerca a 10%, siendo una de las más altas de América Latina, y que en su más reciente reporte, se avecina a 9,5%, cifra promedio estimada por los analistas para el cierre de 2017.

Y aunque hasta el 21 de noviembre el Ministerio del Trabajo llevará ante la Comisión Nacional de Concertación la agenda para iniciar el trabajo en la mesa, y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) manifestó que hasta esta semana comienza el trabajo para analizar el comportamiento de la economía con el fin de establecer una propuesta, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) recomendó un alza de 4,5%, la Confederación General del Trabajo (CGT) de 10%, y algunos analistas ya hablan sobre cómo será la discusión.

Esta tendría como factores determinantes el leve incremento del desempleo en septiembre y el dato de inflación, que para muchos cerrará en el límite del rango meta del Emisor que es 4%, o incluso un poco más alta llegando a 4,2%. En ese sentido, Luis Alejandro Pedraza, presidente de la CUT, aseguró que “aunque no hemos tomado una decisión final sobre el incremento para empezar la negociación, yo veo todo muy grave porque el desempleo creció un punto, marcando tendencia para llegar a los dos dígitos y eso afecta la negociación colectiva”.

Para el dirigente gremial, este es un indicador negativo, teniendo en cuenta las dificultades de crecimiento denunciadas tanto por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) y el Consejo Gremial, para la pequeña y mediana empresa. “Lo primero que será castigado para blindar a las empresas serán los salarios y las prestaciones sociales”, aseguró Pedraza.

César Giraldo, profesor de economía de la Universidad Nacional y experto en este tipo de negociaciones, está de acuerdo con el dirigente sindical. “Este debate va a estar polarizado. Veo difícil que haya acuerdo porque las posiciones de trabajadores y empresarios están alejadas”. Recordemos que si los actores interesados no logran llegar a un acuerdo, será el Gobierno quien mediante decreto defina el incremento que para el profesor, con una economía que crece a 1,7% y una productividad que subirá poco, no será muy alto.

Los empresarios consideran que no hay que desconocer que 2017 ha sido un año muy duro para las ventas y el comercio. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, aseguró que “vale la pena construir una propuesta para hacer un país más competitivo, donde hayan más oportunidades de empleo para los trabajadores en condiciones de formalidad”, ya que manifestó que aún no han definido cuál será su propuesta.

Cabe resaltar que el desempleo en las 13 ciudades y áreas metropolitanas está en dos dígitos. Un indicador que para José Roberto Acosta, economista y profesor del Cesa, es mucho más determinante para la negociación que la tasa global. “Este deterioro en el mercado laboral va a definir las negociaciones en términos de oferta y no de demanda”.

Pero esta no es la única variable. Muchos analistas consideran que el incremento del salario responderá más al Índice de Precios al Consumidor (IPC). Stefano Farné, director del Observatorio de Mercado de Trabajo de la Universidad Externado, aseguró que con una inflación por 4% el aumento sería de un punto por encima de esta cifra. “Incluso, si hay una buena negociación, podría pensarse que estaría entre 6% y 8%”.

Sin embargo, José Antonio Ocampo, codirector del Banco de la República, señaló que el debate por el salario mínimo para 2018 será menos complejo que el del año en curso. “Ha bajado significativamente la inflación por lo que es más fácil encontrar un punto de acuerdo”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS