Desempleo y crisis no aumentaron la pobreza

01 de mayo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ni la crisis mundial, el alto desempleo o la caída de las exportaciones con Venezuela, impulsaron el índice de pobreza en el último año. Al menos, eso reflejan las cifras divulgadas este viernes por el Dane y el DNP, en las cuales se presentó un leve descenso de 46 por ciento a 45,5 por ciento. En cuanto a indigencia, las cifras son todavía más "optimistas", pues se redujo de 26,4 por ciento (2008) a 17,8 por ciento en 2009. Este comportamiento durante el año pasado equivale a un total de 19,8 millones de colombianos en la pobreza y 7,1 millones en la indigencia. Analistas intentan descifrar por qué si el empleo sigue por las nubes, la pobreza presentó un leve descenso. "Esto lo que quiere decir que el ingreso que cayó para que el promedio se redujera es el ingreso de los más ricos y el ingreso de las familias en pobreza creció un poco y por eso la pobreza disminuyó", declaró el investigador Mauricio Santamaría. Dijo además que la evolución de los precios de los alimentos ayudó a reducir la pobreza extrema, ya que dejaron de aumentar como lo venían haciendo. Con una perspectiva mucho más internacional, el representante de la Cepal para Colombia, Juan Carlos Ramírez, afirmó que pese a la reducción del 2009, el país todavía esta por encima del promedio de pobreza y desempleo de la región. "Hay más gente buscando trabajo que en otros países de la zona y los niveles de ingreso siguen siendo bajos. Al no haber suficiente empleo, se reduce el ingreso de los ciudadanos y el consumo, afectando la industria y comercio. El secretario de la Misión, Manuel Ramírez, informó que el ingreso per capita de los hogares registró un descenso promedio del dos por ciento durante el 2009, pese al aumento del PIB. "Paso de 570 mil pesos a 560 mil pesos mensuales. Para las 13 áreas más grandes el nivel de ingreso se redujo cuatro por ciento, frente a lo observado en el 2008", agrego. BUCARAMANGA MENOS POBRE En las principales ciudades las reducciones más importantes de la pobreza entre 2008 y 2009 las registraron Bucaramanga, al pasar de 24,7 a 18,5 por ciento; seguida de Ibagué, con 2,8 puntos menos al pasar de 34,4 a 31,6 por ciento; y Manizales, con 45,4 por ciento frente a 47,7 por ciento. Los datos para extrema pobreza indican que las mayores reducciones fueron para Ibagué, con 1,8 puntos porcentuales (de 9 a 7,2 por ciento) y Bucaramanga, 1,1 puntos porcentuales (de 3,3 a 2,2 por ciento).

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS