Finagro, a “sembrar” más financiamiento en el campo en 2020

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Llevar financiamiento al campo colombiano y mejorar los niveles de inclusión financiera son los principales propósitos del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), una entidad de economía mixta que en el 2019 alcanzó colocaciones de crédito por 19,2 billones de pesos, y que para el presente año se ha propuesto sostener ese monto.

Finagro es un banco de segundo piso, eso significa que es una entidad que sus recursos se los otorga a todos aquellos intermediarios financieros que quieran hacer créditos al sector agropecuario, a través de lo que se denomina una operación de redescuento. Finagro no entrega créditos directamente a los productores, sino a través de las entidades financieras, explica su presidente Dairo Estrada.

“Somos conscientes de que hay una brecha muy grande entre lo que son los servicios financieros del sector urbano y el rural, y lo que queremos es que con cada una de las operaciones de crédito y de financiamiento cada vez el campo tenga muchos más instrumentos financieros y de esa manera esa brecha se vaya cerrando”, señala el máximo ejecutivo de Finagro.

Añade que “el concepto no es solo pensar en crédito, sino pensar en otro tipo de instrumentos como garantías, seguro agropecuario, coberturas de precios, es decir, todos los instrumentos financieros que se puedan ofrecer para mitigar los diferentes riesgos que enfrentan los pobladores rurales y básicamente los que se dedican a la producción agropecuaria”.

En el 2019, Finagro colocó créditos por más de 19,2 billones de pesos, a través de 413.733 operaciones en todo el país, con un crecimiento del 26% frente al año 2018.

En la Costa Caribe se colocaron $2,1 billones, a través de 49.970 operaciones. Lo anterior implicó un crecimiento del 60% en el valor de crédito otorgado y del 21% en el número de operaciones en la Región.

LAS CIFRAS DE BOLÍVAR

El informe de Finagro señala que en el departamento de Bolívar se otorgaron créditos por $246 mil millones a través de 7.501 operaciones, lo que implicó un crecimiento del 73% en el valor de crédito otorgado y un crecimiento de 23% en número de operaciones respecto al 2018.

En el departamento, del total del valor otorgado en créditos, el 59% se destinó a grandes productores, el 23% a medianos y el 15% a pequeños productores. Los préstamos para microcrédito representan el 3% del total. Por número de créditos el 48% se destinó a microcrédito, el 42% a pequeño productor, el 8% a mediano productor y el 2% al gran productor.

Los seis intermediarios financieros con mayor valor de colocaciones en el departamento durante 2019 fueron Bancolombia (24%), BBVA Colombia (23%), Davivienda (20%), Banco Agrario de Colombia (20%), Banco de Occidente (3%) y Banco Colpatria (3%).

Los principales sectores que se beneficiaron por mayor valor de colocaciones fueron en su orden: actividades complementarias (23%), palma de aceite (20%), ganado doble propósito (18%), ganado de carne (10%) y arroz (7%).

Los beneficiarios de estos créditos en Bolívar los destinaron a capital de trabajo (50%), inversión (27%) y para normalización de cartera (23%).

LA CARTERA DE BOLÍVAR

La cartera de Finagro en Bolívar asciende a $411 mil millones en 17.764 operaciones, de esta forma, la cartera del departamento representa el 14% en valor de la cartera total de la Región Caribe. El saldo de los grandes productores representa el 50% del total de la cartera del departamento, seguido del mediano con 25% y el pequeño con 16%.

¿Cómo operan los TDA?

El esquema de financiamiento de Finagro funciona así: el sistema financiero colombiano tiene la obligación de comprar unos títulos de Finagro que se llaman Título de Desarrollo Agropecuario (TDA) y con esos recursos Finagro le paga los recursos a aquellos bancos que quieran hacer crédito al sector agropecuario. El esquema funciona para que cualquier intermediario financiero pueda coger los recursos de Finagro y prestarlos al sector agropecuario.

Los TDA tienen un rendimiento muy bajito. En términos reales tienen una tasa negativa para el sistema financiero, el mecanismo le da la oportunidad de que si cada banco con sus propios recursos le otorga crédito al sector agropecuario, esa cartera que va a los productores, Finagro se la descuenta de los TDA que tienen que hacer.

Si un banco le da un crédito a un mediano o a un grande productor eso tiene una ponderación de 25% menos de TDA que tiene que comprar. Si le presta a un pequeño la ponderación es del 150% mayor.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS