Económica


El limonar de Mercedes en Marialabaja: “la vida está en el campo”

Los frutos de la pequeña parcela de Mercedes Morales han llenado los anaqueles de varias tiendas y cadenas de supermercados de Cartagena, en medio de las adversidades de los tiempos de conflictos.

Desde que tengo uso de razón trabajo en el campo”, asegura sonriente Mercedes Morales Altamar, madre cabeza de hogar y líder campesina de San Pablo, corregimiento de Marialabaja.

Desde su niñez esta mujer estuvo ligada a los cultivos de arroz, maíz y yuca, actividades que heredó de su padre.

Entre los predios del Distrito de Riego de Marialabaja, Mercedes arrienda cada año pequeñas áreas para sembrar arroz. “Con el arroz me ha ido muy bien, incluso en las épocas más duras vividas en la región”, señala.

“A mí me gusta el campo, tanto que paso buena parte de mi tiempo entre los cultivos. Mire, la plata está en el campo y la ciudad es para gastarla. En el campo hay vida y la ciudad solo me da ruido”, manifiesta Mercedes mientras sostiene en una de sus manos varios limones criollos que acababa de recoger de su limonar.

“Yo le hablo a las plantas, les digo que tienen que parir. Las plantas me escuchan porque les hablo con amor y afecto”, nos recuerda Mercedes. (Lea aquí: Sembrarán menos arroz en Distrito de Marialabaja).

Aunque buena parte de su tiempo lo pasa entre los campos de arroz, una pequeña parcela, fruto de una herencia de su madre, es la gran pasión de Mercedes. Esa área está dividida en tres partes: un pedazo para el limonar, otra para ganadería y una tercera se acondicionará para la siembra de arroz.

El limonar le da varias cosechas al año y por semanas recoge entre 4 y 6 bultos por hectárea.

Inicialmente vendía sus limones en el mercado de Bazurto, en Cartagena, pero asegura que ese punto de comercialización no le era tan rentable y probó suerte con las tiendas, con mejores resultados.

“Mi amigo y socio es mi Dios. Él es el que manda y me sostiene con su dirección” y aunque mi hija -una médico que logró forjar con los frutos de sus cultivos- me dice que venda la tierra, yo le insisto en que el campo es mi vida, mi pasión”, dice muy segura.

Es por ello que después de la pandemia pretende fortalecer su limonar y ampliar sus áreas de siembra de arroz, con la ayuda del Banco Agrario.

Pero Mercedes no solo se destaca como productora de arroz. Ella hace parte de Asopablo, la asociación de productores de esa localidad, la misma que logró gestionar un banco de maquinaria ante el Ministerio de Agricultura, a través de la ADR, para fortalecer la cadena del arroz en la región, logro que se le suma a esta mujer luego de un encuentro con el expresidente Iván Duque, en El Carmen de Bolívar.

  NOTICIAS RECOMENDADAS