En Colombia se consumen 22 millones de Supercoco al mes

21 de septiembre de 2018 09:07 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un colombiano se come, en promedio, un Supercoco cada dos meses, un bogotano consume uno cada dos días y un manizalita uno cada tres días.

Esta icónica marca de la compañía Super de Alimentos, cumplió 70 años y a través de los años ha venido diversificando su portafolio con variedad de productos como el bombón Supercoco, el tirudito Supercoco, el arequipe Supercoco y, dentro de un mes, su nueva chocolatina Supercoco. Si se cuenta solo el turrón de Supercoco (sin las demás presentaciones), cada mes se consumen 22 millones de unidades.

Felipe Henao, gerente general de la Super de Alimentos, explicó que la compañía cerró el año con ventas globales de $300.000 millones, de los cuales casi $22.000 millones corresponden a la marca Supercoco, lo que representa 7,5% de las ventas. Para 2018, agregó el vocero, esperan generar un aumento de 30% en las ventas de Supercoco, lo que representa $30.000 millones.

Además de ser una marca colombiana y de tradición, Supercoco se ha caracterizado porque sus dulces contienen coco natural de plantaciones en la región pacífica del país, especialmente, de las plantaciones Timbiquí. Un dato curioso es que el año pasado la compañía compró más de cuatro millones de cocos naturales, los cuales se convirtieron en aproximadamente 266 millones de productos Supercoco.

María Antonia Arango, gerente Comercial y Mercadeo de la compañía, dijo que “el éxito de Supercoco radica en conservar la naturalidad del producto y la receta original. Es una combinación exquisita de ingredientes de calidad”.

Super de Alimentos es una empresa que ha sabido innovar sus productos y mantenerlos vigentes hasta el día de hoy, esfuerzo que ha sido reconocido desde 2014 por la Sociedad Alemana de Agricultura (DLG) premiando con medalla de oro a los distintos productos de la línea Supercoco.

Además, cuentan con un departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación al que mensualmente le invierten $250 millones; esto se complementa con el proyecto para aumentar la capacidad de producción), en el que gastan entre US$13 millones y US$14 millones al año.

Henao indicó que no tienen planes de irse de Manizales, donde se producen 1,8 millones de Supercoco al día, pues considera que “es una ubicación estratégica y es una ciudad con una calidad de vida muy alta, por lo que la gente trabaja con gusto y rinde más”.

El compromiso de la firma no se limita a ofrecer un producto de calidad accesible para todos los colombianos, sino que también se enfoca en seguir apoyando a los cultivadores de coco y aprovechar esta fruta con tantos aceites y beneficios naturales que son cada vez más reconocidos.

“A futuro, Supercoco será una marca relevante para las nuevas generaciones por ofrecer una oportunidad de sustento para familias vulnerables en zonas marginadas de Colombia”, puntualizó Andrés Henao, gerente de nuevos proyectos.

Como reto para cerrar el año Super de Alimentos aumentará presencia en Perú y así subir sus exportaciones a ese país cerrando con US$7 millones. Además, incursionarán en golosinas con mayor riqueza nutricional.

Prevén 650.000 unidades del nuevo producto

En el marco de los 70 años de Supercoco la marca decidió lanzar una nueva barra cubierta de chocolate con centro de coco rallado, que saldrá al mercado a finales de octubre y llegará a los 15 países en donde Super de Alimentos tiene presencia.

Con este lanzamiento, esperan no solo seguir diversificando el portafolio de Supercoco, sino también llegar a vender 650.000 unidades al mes. Esta compañía también es la fabricante de Bianchi, Trululu, Barrilete, Oka Loka, mentas Chao, entre otros.

Felipe Henaro, gerente general de la Super de Alimentos habló así sobre la compañía y sus planes a futuro

¿Cómo ve el sector de las golosinas y cuánto es la participación de Supercoco?

En el mercado de confitería de azúcar, Supercoco está alrededor de 2% que es una participación histórica, que es más o menos constante en el tiempo, y el sector dentro del que está es muy dinámic, muy activo en Colombia y muy agresivamente competido.

¿Cómo está el consumo de Supercoco?

Las personas tienden a pensar que es un producto de adultos, de gente mayor y la realidad es que yo entré a Super a trabajar hace más de 30 años y en ese momento había un estudio reciente en el que estaban muy preocupados porque se decía que los consumidores de Supercoco ya se iban a morir porque estaban muy viejitos.

Yo digo que esos supuestos consumidores de aquella época se murieron hace mucho tiempo y las ventas nunca han dejado de crecer, eso significa que el producto es permanente y es constante y realmente gusta más a los adultos que a los niños, pero siempre ha gustado y ha sido del gusto y placer de los colombianos desde que nació la marca.

¿La marca tiene presencia internacional?

Sí, Super de Alimentos exporta a más de 30 países y Super Coco diría que puede estar en 15 de ellos aproximadamente.

¿A qué público va dirigido el producto?

A todas las edades, él es un poco adulto en sus colores, en su tradición, por lo antiguo, y de pronto los niños busquen otras cosas novedosas, pero en general a todos les gusta.

Todos se quieren comer un Supercoco siempre y cuando están en el exterior añoran un Supercoco, es de las cosas que más extraña la gente cuando está fuera de Colombia.

¿Cuántos Supercocos se consumen al mes?

Son 22 millones de unidades o porciones en este momento. Sumado a los turrones, uno por uno, más los bombones, uno por uno, más lo tirulitos, más las porciones de arequipes, en total vendemos 24 millones de unidades por mes.

Eso significa que cada colombiano que se come un super coco cada dos meses.

¿Cree que la competencia es mucho mayor que hace 70 años y hace difícil la competencia?

Es muy difícil porque este es un tema de 70 años, entonces 70 años posicionándose para llegar a donde está y tener el reconocimiento que tiene hoy.

Decir hoy cómo va a ser dentro de 70 años no creo que sea posible, pero pienso que cuando las cosas se hacen bien hechas y con respeto por el consumidor, se hacen con esmero por la calidad, con gusto, se hacen con una intención de satisfacer y de llevar placer a las personas pues tienen éxito.

¿Cómo ha sido el proceso de innovación?

Ha sido juicioso y cuidadoso en el sentido de que esta es una fórmula tradicional.  Y cuidadosamente la hemos conservado tradicional y básicamente casi podemos decir que el Supercoco de hoy es el mismo de hace 70 años.

Eso significa que innovación en el producto en sí como en el turrón clásico no ha habido. Lo que ha habido es innovación en otros términos, por ejemplo, desarrollamos un bombón , ese tiene algunos cambios respectos al turrón, lo mejoramos, le pusimos pedazos de coco más grandes que es muy rico cuando uno se está comiendo un bombón y encuentra un tronco de coco relativamente grande.

Con la cantidad de azúcar que tiene eso desarrolla un sabor más delicioso, lo hicimos también más resistente a los climas calientes que esa es una de las debilidades de Supercoco, que a veces se pone un poquito blandito por fuera, eso no significa que esté malo, sino que es el proceso que el azúcar va evolucionando con el calor.

Pero en el bombón corregimos mucho eso. Recientemente lanzamos un producto titudito Supercoco, tiene una forma alargada como de un barrilete lo que incorporamos fue tratar de solucionar algunos de los inconvenientes que las personas tenían con el turrón, que es muy duro, que no se puede morder, que tiene leche ahora.

Es un producto diferente superior pero dentro de la misma línea de sabor y con un alto contenido de coco 100% natural, es un producto es un super coco superior y ahí hay una innovación.

Tenemos también muy desde finales de 2017 el arequipe, con mucho sabor, de Supercoco, es delicioso ha gustado mucho, ha sido muy bien recibido, muy gratamente sorprendido el consumidor con ese producto y estamos muy satisfecho con las ventas que hemos alcanzado, esa es la innovación.

Viene otro que es muy bonito, como una barra de cholocatina. Tiene mucho coco y viene cubierto de chocolate en forma de chocolatina, en un mes se lanzar.

Es muy parecido a una marca muy conocida que se llama Baunty, le vale cuatro o cinco veces lo que va a costar nuestra chocolatina.

¿Qué proyección tiene la marca?

Nosotros en esos últimos años hemos conseguido complementar el portafolio, transversalizar en otro tipo de golosinas, llevando la marca Supercoco a una un bónbom, una chocolatina, o un caramelo masticable, es un logro muy grande y nos debe dar unas tasas de crecimiento de 30%.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS