Económica


“Esta crisis requiere apoyos sin precedentes”

Panelistas de un foro virtual de Fenalco y Avianca estiman que la industria del transporte aéreo solo se recuperaría en 2023 o 2024.

EL UNIVERSAL

13 de agosto de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

13 de agosto de 2020 12:00 AM

“La crisis de liquidez en el sector de las aerolíneas, hoteles y cruceros es sin precedentes y requiere apoyos sin precedentes... necesitamos créditos sin intereses y a largo plazo”.

Así lo estimó Virginia Messina, directora general del WTTC (el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo), una de las panelistas invitadas al foro virtual ‘Desafíos globales para la reactivación del turismo’, organizado por Fenalco y Avianca Talks.

“Los gobiernos deben apoyar al sector, sobre todo que el 80% de las empresas son Pymes. El apoyo financiero es fundamental”, insistió la panelista.

Messina recordó que el sector al que representa generaba hasta el 2019 unos 330 millones de empleos en la región.

Con ese panorama se abrió el foro virtual y el encargado de mostrar la situación de la industria de la aviación comercial fue Peter Cerdá, vicepresidente Regional para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), quien precisó que en estos 5 meses de pandemia en América Latina el 92% del servicio de las aerolíneas sigue en tierra por el impacto del COVID-19.

Cerdá pronosticó que las pérdidas de la industria a nivel global es de 83 mil millones de dólares y para las compañías latinoamericanas unos 4 mil millones de dólares.

Resaltó que a diferencia de otras regiones del mundo, donde hay diversas modalidades de transporte, en América Latina el transporte aéreo es prioritario.

El impacto para Colombia es importante, ya que el transporte aéreo aporta el 2,7% del PIB anual y unos 600 mil empleos, pero después de casi 5 meses de la llegada del COVID-19, los aeropuertos siguen cerrados. “El transporte aéreo no es un lujo, es una necesidad en América Latina”, sostuvo.

Añadió que “la recuperación del sector va a ser larga y lenta. Las operaciones internacionales se recuperarían hacia 2024 y las domésticas en 2023, solo para llegar a los niveles de 2019”.

Por su parte, Silvia Mosquera, del área comercial de Avianca, sostuvo que la recuperación de la demanda en la industria y en sector turístico no será en el corto plazo, criterio que fue compartido por Rogerio Basso, director de Turismo de BID Invest, quien recordó como en abril la ocupación hotelera en América Latina fue del 11,6%, en mayo 15% y en junio se situó en el 17%.

INCERTIDUMBRE

Pero la incertidumbre es el mayor problema que afronta la industria en Colombia. Así lo considera Silvia Mosquera quien indica que lo preocupante es que “no sabemos cuándo vamos a volar. Avianca está preparada, pero no sabemos cuándo lo vamos a volver a hacerlo. Es clave reactivar las operaciones para reactivar la economía. Entiendo la preocupación por la salud, pero hay que tomar medidas sensatas”.

“Es el momento de reactivar el transporte aéreo, pero no se ve el liderazgo de algunos alcaldes que tienen la potestad para autorizar esas aperturas. El rol debe tomarlo el Gobierno nacional. En Colombia el proceso de reactivación de la industria es muy lento y hay que acelerar la reapertura de fronteras, generando confianza y coordinación entre países.

“Tenemos que tener certeza de los vuelos pilotos, fechas para la venta de tiquetes, apertura de aeropuertos y hoteles. Que nos digan cuándo vamos a empezar a volar”, reclamó el representante de la IATA.

El evento fue moderado por el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.