Económica


Inflación a la baja durante mayo por el aislamiento

En el quinto mes del año la inflación en Colombia fue de -0,32%, influenciada por la cuarentena. En mayo de 2019 fue de 0,31%

EL UNIVERSAL

06 de junio de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

06 de junio de 2020 12:00 AM

El aislamiento obligatorio que ha generado la pandemia del COVID-19 se reflejó en el comportamiento de los precios en Cartagena en el mes de mayo. En el periodo la ciudad tuvo un Índice de Precios al Consumidor (IPC) de -0,18%, muy diferente al reportado en mayo de 2019 (0,50%).

Con esa cifra, revelada anoche por el Dane, en lo corrido del año la capital de Bolívar acumula una inflación de 1,51%; mientras que la variación anual es de 2,46%.

En mayo, de los doce grupos que componen la cansta familiar de los colombianos, las mayores variaciones de precios se registraron en salud (0,43%), bebidas alcohólicas y tabaco (0,28%), educación (0,04%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (0,40%).

En contraste, las menores variaciones de precios se reflejaron en información y comunicaciones (-3,12%), muebles (-1,69%) y transporte (-0,47%).

POR CIUDADES

Por ciudades, en mayo las menores inflaciones se reportaron en Villavicencio (-1,27%), otras áreas urbanas (-0,51%) y Bucaramanga (-0,47%). Las mayores variaciones de precios se reportaron en Popayán (0,06%), Manizales (0,01%) y Santa Marta (-0,05%).

Otras ciudades de la Costa Caribe colombiana mostraron el siguiente comportamiento: Barranquilla (-0,06%), Montería (-0,07%) y Sincelejo (-0,11%).

El informe del Dane también destaca las variaciones de precios de algunos productos y servicios en particular: arroz, 41,11%, frutas frescas (18,74%), hortalizas frescas (20,93%), la electricidad (1,22%) y los productos de limpieza (-4,45%).

En esta temporada de pandemia los comportamientos de consumo de los colombianos han variado por las limitaciones del confinamiento, las medidas restrictivas en municipios y distritos; y el propio aislamiento social.

El Dane igualmente reveló que en la recolección de sus datos, que en temporadas normales se hace mayoritariamente presencial, en esta oportunidad esa modalidad representó el 76,75% de los datos recopilados; por llamadas telefónicas se recogió el 15,48% de la información; mientras que por correos electrónicos un 2,96%, entre otros canales de información, en medio de medidas de bioseguridad.