La construcción sigue esperando señales para su reactivación La construcción sigue esperando señales para su reactivación

La construcción sigue esperando
Algunas zonas como El Cabrero y Marbella muestran algún dinamismo, sin embargo en el sector hay más de 3 mil desempleados según las más recientes cifras del DANE. // luis e. herrán - eu

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En abril, la actividad constructora en Bolívar tuvo un pobre desempeño. En ese periodo los metros cuadrados licenciados solo fueron 13.655, frente a los 262.934 m² reportados en marzo de este año, lo que denota una variación de -94,8%.

Con esas cifras Bolívar contribuyó con un -19, 2% en la variación de la vivienda a nivel nacional y en -16,1 %, en los metros cuadrados totales licenciados.

Sin embargo, en los corrido del año (enero-abril), los metros cuadrados licenciados en el departamento están en cifras positivas al reportarse 316.090 m², frente a los 220.040 de igual periodo del año 2018. De esa área licenciada, la vivienda continúa teniendo un liderazgo con el 88,73% del total, al licenciar 280.495 m².

Entre enero y abril, la Vivienda de Interés Social (VIS) acumuló 183.805 m², divididos así: 168 metros cuadrados en casas y 183.637 m2 en apartamentos; mientras que la vivienda diferente a la VIS reportó 96.690 m², de ellos 17.691 en casas y 78.999m2 en apartamentos.

En número de unidades, en VIS se licenciaron 2.546 ( 2 casas y 2544 apartamentos); mientras que en no VIS fueron 554 unidades (120 casas y 434 apartamentos).

POR DESTINOS

Aunque los metros cuadrados licenciados de los primeros 4 meses del año no son los esperados, ni comparados con los de otros años de gran dinamismo en la construcción, la vivienda sigue siendo la líder, participando con el 88,73% de las áreas licenciadas. En segundo lugar aparecen los proyectos de tipo educativo con el 5,49% y el comercial con 2,23%.

Muestran una menor dinámica oficinas, hoteles y bodegas que en otros meses tenían una mayor participación en los metros cuadrados licenciados.

Estas cifras parecen ser el resultado de la falta de definición, en la ciudad, de procesos de elaboración y concertación de instrumentos de ordenamiento como el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el PEMP, el POMCAS, que tanto reclama la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol Bolívar) y que dejan al sector con una especie de inseguridad jurídica que desestimula la inversión y aleja a inversionistas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS