Económica


Fedegán pide declaratoria de desastre en La Mojana

El gremio sugiere acciones de corto, mediano y largo plazo para atender a los productores agropecuarios de esa subregión, afectados por las inundaciones.

Declarar en situación de desastre nacional la subregión de La Mojana solicitó el presidente Ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie Rivera, al jefe de Estado, Iván Duque Márquez.

“Dada la inmensa tragedia que está sufriendo la región de La Mojana y sus repercusiones económicas y sociales, en medio de una pandemia que ya ha retrasado el desarrollo normal de la economía y aumentado el desempleo y la pobreza, consideramos que, para avanzar hacia una solución definitiva, se dan todas las condiciones, en los términos del artículo 56 de la Ley 1523 de 2012, para declarar, en la región de La Mojana, la situación de desastre nacional”, indicó el dirigente gremial en la misiva enviada al Primer Mandatario.

La subregión de La Mojana abarca 11 municipios de cuatro departamentos: Sucre (San Marcos, Sucre, San Benito Abad, Majagual, Guaranda y Caimito), Bolívar (Magangué, Achí y San Jacinto del Cauca), Córdoba (Ayapel) y Antioquia (Nechí).

Fedegán puso al servicio del Gobierno nacional la capacidad logística del gremio cúpula de la ganadería colombiana para adquirir, almacenar y distribuir suplementos alimenticios para el ganado en todo el país.

Considera que es urgente congelar los intereses y los pagos de los créditos con el sector financiero, de las personas que demuestren afectación en la región, pues la generación de ingreso se redujo a cero para muchos productores agropecuarios y, sencillamente, no tienen con qué pagar.

Igualmente se solicitó la creación de una Línea Especial de Crédito en Finagro para la recuperación de tierras y praderas en La Mojana, en condiciones de amortización que consideren la temporalidad de dicha recuperación y subsidio temporal a los insumos necesarios para la recuperación de las tierras y el establecimiento de praderas.

Urgen acciones

Fedegán prevé que en apenas dos meses, por cuenta del agotamiento de las pasturas en las zonas de destino de la trashumancia, empezará una emergencia alimentaria que demandará del suministro de suplementos, de alta y costosa complejidad logística.

“Nuestras estimaciones, para 350.000 animales y el subsidio del 50 % de la necesidad alimentaria durante seis meses, arrojan un volumen de: 204.000 toneladas de heno, 815.000 toneladas de silo, 5.000 toneladas de melaza y 1.000 toneladas de sal mineralizada”, añadió Lafaurie. El dirigente gremial afirmó que la recuperación de las tierras, requerirá:

1- La puesta a disposición de agricultores y ganaderos, de lo bancos de maquinaria.

2- La creación de una Línea Especial de Crédito (LEC) en Finagro, para la recuperación de tierras y praderas en La Mojana.

3- El subsidio temporal a los insumos necesarios para la recuperación de las tierras y el establecimiento de praderas.

4- Subsidio a la reconstrucción de viviendas e instalaciones dedicadas a la producción.

5- La recuperación de la infraestructura básica, comenzando por las vías terciarias afectadas, canales de riego, acueductos veredales, etc., más otras acciones a largo plazo como programas de reforestación y vacunación antiaftosa gratuita.

  NOTICIAS RECOMENDADAS