Las “cocá” de Palenque, a cautivar mercados externos

20 de febrero de 2014 12:15 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Quién se resiste ante una alegría o una “cocá” de Palenque. Esos tradicionales y exquisitos dulces elaborados por las palenqueras, que hasta ahora parecían satisfacer exclusivamente los paladares de los habitantes del Caribe colombiano y a los turistas que visitan a Cartagena, están a punto de llegar a mercados internacionales.

La Asociación de Productores Agropecuarios, Dulces Tradicionales y Servicios Etnoturísticos de Palenque (Asopraduse) empezó esa tarea de la mano de Proexport y otras entidades que le han apoyado.

Desde ayer, en la Macrorrueda de Negocios de Proexport, en Bogotá, Dorina Hernández desarrolla más de una docena de citas de negocios con compradores de Ecuador, Costa Rica, Puerto Rico, Brasil, España, El Salvador, Portugal y Guatemala, interesados en llevar los sabores de Palenque a esos mercados.

Hasta ahora, Asopraduse tiene clientes locales y nacionales como hoteles, centros de convenciones, operadores turísticos, entre otros.

Creada en el 2008, Asopraduse asocia a 60 palenqueras y de su gestión ya se tiene una planta procesadora de dulces en San Basilio de Palenque que está en capacidad de producir hasta 6 mil dulces al día.

“La mujer palenquera producía y vendía de manera individual sus dulces y con esta asociación buscamos actuar de manera asociativa, con criterio empresarial, para crear más confianza”, asegura Dorina, una docente nativa de Palenque y con estudios de maestría.

Dorina dice que los productos que más acogida tienen son la alegría y la cocá de maracuyá, innovación de la Asociación.

Sin embargo, en esta ruta exportadora que acaban de empezar han tenido que aprender la dinámica de los negocios internacionales y una de las mayores observaciones hechas por sus potenciales clientes tiene que ver con los empaques, que se piden muy llamativos y en eso ya trabajan con una firma bogotana.

La tarea apenas empieza y muy pronto las “cocá” y las alegrías de Palenque estarán en mercados internacionales en una muestra de diversificación de las exportaciones de Bolívar.

Las “hamadoras”

Otra de las novedades de Bolívar en la Macrorueda es la llevada por una delegación de El Salado (El Carmen de Bolívar) que además de prendas de hogar elaboradas con retazos de telas y tabacos naturales, sorprenden a los compradores internacionales con las “hamadoras”, unas sillas metálicas tejidas con fibras plásticas, que son una fusión de una mecedora y una hamaca.

“Es una silla con un diseño especial que al utilizarla se siente estar en una  hamaca, ya que relaja todo el cuerpo”, asegura Abimael Hernández, representante de Hamaescol, sociedad que congrega a 7 familias y cuya presencia en la Macrorrueda es gracias a Proexport y la Fundación Semana.

A la fecha se han vendido en el país unas 300 “hamadoras” y en las citas de negocios hay interés de empresarios de Puerto Rico pertenecientes al sector hotelero y spa. Mientras los negocios aparecen y se concretan, los miembros de Hamaescol se capacitan, de la mano de Proexport y las Naciones Unidas, en la metodología para exportar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS