Los colombianos, muy prácticos a la hora de comprar productos de consumo masivo

22 de febrero de 2017 06:37 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A pesar de que el año pasado el país atravesó por diversas situaciones difíciles en materia económica, los colombianos aumentaron en 10 % los gastos para el hogar, pero visitaron 4 % menos los puntos de venta.

De acuerdo con el análisis de mercado ‘Consumer Insights de 2016’, de la compañía Kantar Worldpanel, el menor número de visitas a los puntos de compra se explica por la necesidad de compensar el aumento del 9 % en el precio promedio de los principales productos de consumo para mantener estable la canasta de compra.

El estudio reveló que los estratos bajos sufrieron con mayor rigor las condiciones adversas de la economía, de hecho fue la que menos visitó los puntos de venta, mientras que las clases altas mantuvieron su nivel de consumo.

Andrés Simon, Country Manager de Kantar Worldpanel, explica que al analizar las compras totales, “la canasta de alimentos finaliza el año estable en la compra de número de unidades, al mismo tiempo que el incremento del precio medio por unidad. En cuanto a la canasta de bebidas fue la que más sufrió en términos de visita al canal, seguida por la canasta de aseo del hogar, que tuvo una reducción del -1 % en unidades”.

El estudio destaca que productos como agua embotellada, ponqués, salsas de cocina, snacks, galletas, pañuelos faciales, ambientadores, entre otros, a pesar de aumentar de precio entre 2015 y 2016, incrementaron la practicidad de los hogares colombianos. “La gente trabaja y el tiempo casi no alcanza, por eso se vuelve más práctica al escoger los productos”, dice Simon.

Entre los productos que estuvieron en alza, y que a su vez demuestran el factor de practicidad, están: bebidas lácteas, aguas embotelladas, yogures, acondicionadores, toallas de cocina, sopas y cremas en sobre, desodorantes, refrescos en polvo, limpiadores y la salsa de tomate, entre otros.

Mientras que los que estuvieron en caída fueron: maltas, productos depilatorios, gaseosas, pañales, café, pan artesanal, jabón en barra, desmanchadores y chocolates, entre otros.

La región del Atlántico es una de las más afectadas con la crisis, pues fue donde más cayó el número de unidades compradas y tuvo un menor crecimiento en valor.

“Esta es la región de Colombia donde hay una mayor concentración de niveles socioeconómicos bajos, por esto el incremento de los precios impacta fuertemente el consumo”, indicó Simon.

Además de la practicidad, el crecimiento de los precios ha llevado a que los hogares estén siendo más racionales en sus compras. “Los canales de descuento crecieron 125 % en valor y ganaron 24 puntos de penetración, es decir que están aumentando el alcance de su presencia en todo el territorio nacional”, indicó Simon.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS