Económica


Oportunidades de nuevos negocios en lucha contra coronavirus

Una diseñadora de modas dejó de lado los vestidos casuales y encontró en los elementos de protección médica una forma de preservar el empleo y su empresa.

EL UNIVERSAL

14 de abril de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

14 de abril de 2020 12:00 AM

Adriana Marcela Hernández, una diseñadora de modas bumanguesa, que durante siete año se ha dedicado al diseño y confección de ropa informal para damas, no se dejó vencer por el impacto que en la economía local ha tenido el coronavirus y al lado de las operarias de su taller encontró oportunidades de negocios que le han permitido mantener vigente su microempresa.

Mientras otras empresas decidieron cerrar sus puertas apenas llegó el virus, Adriana fue más recursiva y al encontrar que sus tradicionales clientes, las boutiques, cerraron sus puertas, su reacción fue meditar en una forma de reinventar o diversificar su empresa de manera tal que sus mejores aliadas, las operarias, mantuviesen su ingreso y la empresa no sucumbiera por culpa de la pandemia global.

Los productos de protección y cuidado personal fueron su gran oportunidad.

Adriana Hernández, así es el nombre de su empresa, buscó asesoría y amplió su portafolio extendiéndose al segmento de productos desechables de protección, en especial para el personal médico y sanitario. Tapabocas, gorros, batas, delantales, pantalones, polainas, botas, overoles completos en material antifluídos son los nuevos productos de esta microempresa, que aunque nació en Cartagena, con registro en la Cámara de Comercio de la ciudad, por circunstancias estratégicas para el negocio, debió trasladar su taller a Barranquilla.

Y es que el taller de Adriana tiene algo singular. Su gran compromiso es con el desarrollo social de la población más vulnerable y por ello todas sus operarias son madres cabeza de familia.

Adriana señala que antes de esta crisis generada por la pandemia del COVID-19, el pequeño taller empezaba a tener una proyección nacional e internacional. Sus confecciones ya se exportaban a Panamá y República Dominicana. “Exportar es lo mejor. Te pagan por anticipado”, señala esta emprendedora santandereana con alma cartagenera.

Reconoce el gran apoyo que en su vida empresarial ha recibido de la Cámara de Comercio de Cartagena. Gracias a ese apoyo ha podido participar en ferias nacionales y locales (Colombiamoda e Ixel Moda). En esta nueva etapa, la microempresa de Adriana ya empezó a tener cotizaciones y pedidos de centros asistenciales de Barranquilla, Barrancabermeja y Cartagena. Cuando elaborábamos esta nota, sus siete operarias en el taller avanzaban en un pedido de cerca de 3 mil unidades de overoles desechables, pues estos elementos tienen gran demanda en el mercado ante el interés de detener la expansión del virus. “Es una oportunidad que hemos encontrado porque hay que cumplirle a estas operarias y mantener vigente la empresa”, destacó esta emprendedora.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS