¿Por qué, si no se reinventan, los sistemas pensionales pueden fracasar?

24 de febrero de 2020 02:45 PM
¿Por qué, si no se reinventan, los sistemas pensionales pueden fracasar?
Según Bojanini, “hay unos factores que afectan las pensiones a nivel mundial”, de los cuales pone en primer lugar la longevidad, debido a que “la esperanza de vida ha venido subiendo y eso hace que las personas cuesten más”.//Aroldo Mestre Alcántara - El Universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los sistemas de pensiones necesitan reinventarse en todo el mundo para que puedan seguir siendo viables ante los cambios demográficos y económicos, asegura David Bojanini, presidente del Grupo Sura, el mayor conglomerado de servicios financieros e industriales de Colombia y uno de los principales de América Latina.

“El entorno cambia, cambian temas como la expectativa de vida, cambian los rendimientos financieros, y esa demografía nueva hace que tengamos que reinventar los sistemas de pensiones en Colombia, en Francia, en Estados Unidos, en todas partes”, dijo Bojanini en una entrevista con Efe.

El empresario dejará la presidencia de Sura el próximo 31 de marzo después de estar 13 años al frente del Grupo, que tiene operaciones en 11 países latinoamericanos.

LONGEVIDAD Y RENDIMIENTOS

Según Bojanini, “hay unos factores que afectan las pensiones a nivel mundial”, de los cuales pone en primer lugar la longevidad, debido a que “la esperanza de vida ha venido subiendo y eso hace que las personas cuesten más” una vez se jubilan, lo que hace que los sistemas cada día tengan “que pagar pensiones más costosas”, lo que obliga a replantearlos.

Los sistemas de pensiones actuales están diseñados con una estructura piramidal en las que los jóvenes que ingresan al mercado laboral ayudan a pagar con sus aportes el retiro de los mayores, pero debido a la mayor esperanza de vida y a la informalidad laboral, esa relación ha cambiado.

Sin embargo, cada vez que el aumento de la edad de jubilación se pone en discusión en cualquier país da pie a protestas, como sucede desde finales del año pasado en Francia, donde los sindicatos están movilizados contra la reforma de las pensiones del Gobierno del presidente Emmanuel Macron.

“Subir la edad (de jubilación) es un tema intocable en todas partes”, afirma Bojanini, quien cree que, no obstante, en algún momento habrá que dar ese paso, por impopular que sea.

ASUNTO DE SENSIBILIDAD SOCIAL

Para el empresario, es muy probable que la humanidad llegue “a un punto donde diga: vamos a tener que subir la edad de retiro porque cada vez hay menos jóvenes, las personas viven más y la gente puede extender su edad de retiro unos años y ser todavía un trabajador activo, eso ayudaría un poco al tema de la longevidad”.

“Esos temas son de mucha sensibilidad y muchas veces a los gobernantes les preocupa mucho la imagen, y ahora que tenemos protestas en la calle por cualquier cosa imagínese donde un presidente salga a decir que va a subir la edad de jubilación”, afirma.

Bojanini aclara que una subida de la edad de retiro, en el caso de Colombia, por ejemplo, donde es de 62 años para los hombres y de 57 para las mujeres, debe ser gradual porque “no se le sube la edad a todo el mundo, usted le sube la edad a los que están empezando la vida laboral porque van a vivir muchos más años”.

El otro factor que incide en las pensiones es el de los rendimientos financieros de los fondos, “que hoy no son iguales a los que teníamos hace veinte o treinta años”.

COMPROMISO CON CHILE

El empresario afirma que no hay que “descalificar los modelos de pensiones porque hoy no dan las condiciones adecuadas” sino “recomponer” aquellos que lo necesitan en países como Chile, donde la insatisfacción con el sistema de pensiones está entre los motivos de las protestas sociales y donde Sura tiene su segunda operación más relevante en la región.

“Chile tiene que recomponer muchas cosas y nosotros, como parte de esa sociedad que somos hoy al tener unas empresas allá, tenemos que ayudar pero el futuro de Chile ahí sigue y nosotros también vamos a estar ahí en ese futuro”, dijo al ratificar la confianza del conglomerado en ese país.

En Chile, el Grupo Sura tiene operación de fondo de pensiones, de fondos de inversión y de seguros.

El brazo financiero del conglomerado, que incluye el Grupo Bancolombia, Sura Asset Management y Sura Seguros, Tendencias y Riesgos, tiene operaciones también en México, El Salvador, Perú, Uruguay, Argentina, Brasil, Panamá y República Dominicana.

Del portafolio industrial hace parte el Grupos Argos, conglomerado de infraestructuras que opera en las áreas de producción de cemento, energía y concesiones y que está presente en 17 países americanos, incluidos Estados Unidos, la Guyana Francesa y varios países de las Antillas.

Sura también está en la industria de los alimentos con el Grupo Nutresa, líder del sector de procesados en Colombia y un peso pesado regional que tiene presencia directa en 14 países con 46 plantas de producción y exporta sus marcas a 75 naciones de cinco continentes.

“Si miramos el patrimonio del Grupo Sura, se ha multiplicado en estos 13 años por casi tres, los activos también se han multiplicado más de cinco veces, y pasamos de 18.000 a casi 60.000 empleados en todas las empresas que componen nuestro portafolio”, concluye Bojanini sobre la compañía que dejará el mes próximo y de la que afirma que todavía tiene mucho trabajo para consolidarse en América Latina.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Económica

DE INTERÉS