Económica


Se mantiene variación negativa de precios en Cartagena

Los grupos con las mayores variaciones de precios fueron: Educación, Alimentos y bebidas no alcohólicas, y Salud.

EL UNIVERSAL

07 de agosto de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

07 de agosto de 2020 12:00 AM

En los tres últimos meses (mayo, junio y julio) el comportamiento general de los precios de los productos de la canasta familiar de los cartageneros ha mostrado una variación negativa, en buena parte atribuida al impacto del COVID-19 y las medidas de aislamiento que han marcado el comportamiento de los consumidores.

En julio el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la capital de Bolívar se situó en -0,26% y tres grupos mostraron las mayores variaciones de precios: Bienes y servicios diversos (1,27%), Salud (0,69%) y Restaurantes y hoteles (0,32%). En contraste, en ese mismo mes las menores variaciones de precios se reportaron en Alimentos y bebidas no alcohólicas (- 1,28%), Bebidas alcohólicas (- 0,71) y Prendas de vestir y calzado (- 0,27%).

En lo corrido del año (enero-julio) las mayores variaciones de precios se dieron en los grupos de Educación (5,62%), Alimentos y bebidas no alcohólicas (5,27%) y Salud (4,61%); mientras que los grupos que menos vieron crecer sus precios fueron: Información y comunicaciones (-5,43%), Transporte (- 2,37%) y Muebles y artículos para el hogar (- 2,30%). Cartagena acumula en este periodo un IPC de 1,18%.

DATOS NACIONALES

El Dane reveló que en julio de 2020 la variación mensual del IPC fue 0,00%, la variación año corrido fue 1,12% y la anual 1,97%.

En el séptimo mes del año, las ciudades con mayor IPC fueron en su orden: Pereira (4,23%), Pasto (1,17%) e Ibagué (1,14%); mientras que las menores variaciones se dieron en Montería (-2,31%), Florencia ( -0,55%) y Villavicencio (- 0,40%).

El comportamiento de Pereira se explica a la salida, en esa ciudad de unos esquemas de subsidios entregados por la Alcaldía a algunos servicios públicos; mientras que en Montería pasó lo contrario, la Alcaldía entregó algunos beneficios a los usuarios de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo, que impactaron en ese comportamiento.

El Director del Dane, Juan Daniel Oviedo, recordó que la variación del IPC en julio solo se había observado en la década de los 70 y en el 2005, es 22 puntos básicos inferior a la inflación que se reportó en junio.

La contribución de los alimentos fue sustancial en ese comportamiento.

Por productos

Algunas variaciones anuales más notables fueron las experimentadas en el arroz, con 30,11% y en los huevos (-1,46%).

En el grupo de las verduras y hortalizas bajaron los precios mayoristas de la arveja verde en vaina, el ajo importado, la cebolla cabezona blanca, el fríjol verde cargamanto y la zanahoria.

En el grupo de las frutas, descendieron las cotizaciones mayoristas del tomate de árbol, la mora de Castilla, el aguacate papelillo, el lulo y los limones común y Tahití; mientras que en el grupo de los tubérculos, cayeron los precios de las papas criolla limpia, única, capira, parda pastusa; y el plátano hartón verde, reportó el Dane.