Económica


Recomendaciones para blindar su empresa ante crisis de la pandemia

Estos son los elementos por contemplar en la hoja de ruta para enfrentar un posible rebrote de coronavirus en el país.

COLPRENSA

06 de agosto de 2020 09:29 AM

No son pocas las preocupaciones de los empresarios ante los retos impuestos por la pandemia del Covid-19. Es por eso que Luis Enrique Sánchez, experto en manejo de riesgo de BDO, sugiere algunos elementos para tener en cuenta.

De acuerdo con la firma, estos son los elementos por contemplar en la hoja de ruta para enfrentar un posible rebrote de coronavirus en el país:

1. Evaluación del tipo y nivel de riesgo: el primer paso es identificar amenazas financieras, operativas, comerciales, laborales, entre otras, a través de una matriz que permita categorizarlas según su probabilidad de ocurrencia (alta, media y baja).

2. Adopción de medidas productivas: definidos los riesgos, hay analizar cómo estos afectan la productividad de la compañía y, en general, del sector. Así, para productos y servicios no esenciales es importante prever disminución de la demanda y modificar el flujo de proveedores. En cambio, para aquellas actividades esenciales —como las relacionadas con la salud o la alimentación— se debe anticipar picos de demanda y fortalecer cadenas de suministro.

3. Alineación a los nuevos hábitos de consumo: de acuerdo con un estudio de la plataforma Mercado Libre, en medio de la cuarentena, cuatro de cada diez colombianos modificaron sus preferencias de consumo ecommerce, reflejándose una expansión de la cultura de las compras y los servicios online. En ese sentido, es fundamental que las empresas fortalezcan sus canales digitales y adopten las tecnologías necesarias para satisfacer no solo las nuevas dinámicas comerciales, sino laborales.

4. Gestión del talento: de cara al bienestar laboral y la productividad, el foco más importante siempre deben ser las personas. Ayudar a los colaboradores a gestionar sus emociones, sus habilidades y capacidad de adaptación a los cambios es decisivo. Es momento del verdadero liderazgo, de tener un flujo de información claro y elevado en las organizaciones.