Económica


Se vienen ajustes en tarifas de energía

La pandemia deterioró indicadores de recaudo y pérdidas de energía en la región y cambió las condiciones para los nuevos operadores.

EL UNIVERSAL

17 de septiembre de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

17 de septiembre de 2020 12:00 AM

Las condiciones que imperaban en el mercado de energía eléctrica en la Costa Caribe colombiana, a 20 de marzo de este año cuando el Gobierno nacional, a través de la Superservicios, asignó los nuevos operadores eléctricos para la región, cambiaron abruptamente como consecuencia de los efectos económicos de la pandemia.

Los recaudos por concepto de energía que tenían un promedio del 75% en la región cayeron al 48%; mientras que las pérdidas técnicas y por robo de energía que se mantenían alrededor del 30% aumentaron al 38%.

El deterioro de esos dos indicadores prendieron las alarmas entre los nuevos operadores de la región: EPM, para el segmento Caribe Mar (Bolívar, Córdoba, Sucre y Cesar) y Consorcio de la Costa, para el segmento Caribe Sol (Atlántico, Magdalena y La Guajira), que vieron cambiar las condiciones iniciales del negocio, amenazando con ‘abortar’ la negociación y viéndose obligados a emprender mesas de trabajo con el Gobierno nacional que finalizaron con la expedición de tres normas que aclaran el ingreso de los nuevos operadores y despejarían el futuro eléctrico de la región.

Las medidas se resumen en un decreto del Ministerio de Minas y Energía, el 1231 de 2020 y dos resoluciones de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) que crean una especie de régimen transitorio en actividades de comercialización y distribución que al final se traducirán en aumento de tarifas para los usuarios de esos siete departamentos de la región.

Ramón León, miembro de la Junta Directiva ACIEM Bolívar y experto en el sector eléctrico, le dijo a El Universal que las nuevas decisiones normativas implicarán “un aumento del 20% en el componente de Comercialización del costo unitario del kilovatio/hora. Eso tendrá un efecto de más o menos 15 pesos en el valor de la tarifa, equivalentes 2,7% del valor. Regiría a partir de 2021, por 5 años, en un periodo de transición”.

Adicionalmente, explica León, “se autorizó un 3% como garantía de recuperación de cartera, por toda la energía que se dejó de pagar, que no se exonera, se darán plazos para pagarla, pero que había que tener una garantía de que eso se va a recaudar. El efecto neto, a partir de enero, es de un 5,5% de aumento del valor de la tarifa”, precisó.

Impacto será gradual: Asocodis
José Camilo Manzur, director ejecutivo de Asocodis, gremio que aglutina a los distribuidores de energía del país, destacó cómo una de esas medidas toca los costos de comercialización de Electricaribe y aunque es evidente que los consumos totales disminuyeron en todo el país durante esta pandemia, especialmente en sectores como el comercial e industrial, en el caso de la Costa Caribe, donde el mayor porcentaje de usuarios está en los estratos 1, 2 y 3, el impacto es mayor. “Lo importante es que sea una solución de largo plazo, con servicio de calidad. El gran reto es mejorar la calidad del servicio. Ello implica hacer grandes inversiones de parte de los operadores, que se recuperarán vía tarifa y entiendo que todo será gradual”, añadió.