Económica


Subsidio de la prima genera controversia

Cerca de 4 millones de trabajadores formales, que ganan un salario mínimo legal vigente, se beneficiarán con la decisión.

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

29 de mayo de 2020 12:00 AM

Mientras algunos voceros sindicales calificaron el anuncio del Gobierno nacional de subsidiar hasta el 50% del pago de las primas de junio de los trabajadores que ganan un salario mínimo en el país como “insuficiente”, para voceros de Acopi la medida es un “alivio”.

El ministro del Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, fue quien hizo el anuncio, en el sentido de que el Gobierno entregará un subsidio de $220.000 de la prima de junio a quienes ganan 1 salario mínimo legal vigente.

Este beneficio solo aplica para aquellos empleadores con dificultades financieras, cuyas empresas hayan disminuidos sus ingresos por lo menos en un 20%.

Se estima que la decisión beneficiará a cerca de 4 millones de trabajadores que se encuentran en la formalidad.

Mintrabajo también precisó que “a su vez, previo acuerdo entre trabajador y empleador, para quienes ganen más de un salario mínimo y sus empresas tengan problemas económicos a causa del aislamiento por la pandemia, podrán diferir el valor de la prima de junio en una o varias cuotas, máximo hasta el 20 de diciembre”.

Adicionalmente, cerca de 600 mil personas que tienen contratos suspendidos o licencia no remunerada recibirán un ingreso solidario. “Consistirá en un ingreso directo a la cuenta de los trabajadores, que se otorgará a quienes se vean en esta situación en los meses de abril, mayo y junio”, explicó el ministro. Precisó, que ese ingreso será de $160 mil pesos mensuales, se constituirá en un apoyo a las familias que por estas circunstancias originadas en el Covid-19 están entrando a la vulnerabilidad.

“INSUFICIENTES”: CGT BOLÍVAR

Frente a estas nuevas medidas del Gobierno nacional, las reacciones no se hicieron esperar. Antonio Cantillo Bustillo, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT- Bolívar), señaló: “Nosotros creemos que, sin dejar de ser agradecidos frente al gesto que ha hecho el Gobierno, la medida es insuficiente. Primero, de manera unánime se le solicitó al Gobierno, por parte del Comando Nacional Unitario, el subsidio en un 100%, porque somos consecuentes con la situación que atraviesan las empresas, donde los ingresos empresariales han bajado indudablemente, producto de la situación económica.

Por otro lado, no creemos que sea justo, por ejemplo, para sectores que están totalmente deprimidos, como es el caso del turismo, comercio, hoteles y gastronómico. El Gobierno no debe tener ninguna timidez, ni ser tibio en cuanto a que no debe vacilar en apoyar con los recursos necesarios a la reactivación de la producción nacional, a la financiación de los costos de su nómina, porque no solamente va a ser para ayudar a la empresa privada, sino para ayudar a las grandes masas de trabajadores de estas empresas.

Estamos absolutamente preocupados porque consideramos que no es lo suficiente. Creemos que el subsidio debió ser el 100% y hasta para quienes ganan hasta 2 salarios mínimos y de manera especial para aquellos sectores donde se han ido al piso los ingresos como los sectores ya citados. Creemos que este subsidio del 50% no llena las expectativas frente a la solución que iba a dar el Gobierno para ayudar a los empresarios colombianos”.

“ES UN ALIVIO”: ACOPI

A su turno, Rosmery Quintero Castro, la presidenta Ejecutiva Nacional de Acopi, explicó: “Nosotros formamos parte de la Comisión de Política Salarial y esa fue una solicitud que hicimos. Inicialmente estábamos pidiendo postergar el pago, pero se hizo una combinación. Después pedimos que subsidiaran las primas, no están subsidiando el 100% sino el 50%, pero es un alivio. El otro 50% es muy bueno que el mismo Presidente y el Ministro del Trabajo recomendaran que el empleador pueda pagarlo en 2 o 3 partes, siempre y cuando sea concertado con el trabajador. Otro importante anuncio del miércoles, que fuimos los únicos en solicitarlo, beneficia a los contratos suspendidos, que no tenían opción, ni vía subsidio de nómina, ni por protección al cesante a través de las Cajas de compensación. Para ellos se prometió un recurso y se dará 160 mil pesos a cada uno de esos 600 mil contratos suspendidos, pero nosotros pedimos que se amplíe o asimile al auxilio al cesante que son 2 salarios mínimos, divididos en tres partes iguales”.